Cartelera

Dunkerque por Àngel Martinez

Título original: Dunkir                                                                  
Año: 2017                                                                                    

Duración: 107 min.

País: Estados Unidos Estados Unidos

Director: Christopher Nolan

Guion: Christopher Nolan

Música: Hans Zimmer

Fotografía: Hoyte Van Hoytema

Reparto:

Fionn Whitehead,  Mark Rylance,  Kenneth Branagh,  Tom Hardy,  Cillian Murphy, Barry Keoghan,  Harry Styles,  Jack Lowden,  Aneurin Barnard,  James D'Arcy, Tom Glynn-Carney,  Bradley Hall,  Damien Bonnard,  Jochum ten Haaf,  Michel Biel

Productora: Warner Bros. Pictures / Syncopy

Dunkerque por Àngel Martinez

Hablar de Christopher Nolan, es casi siempre garantía de calidad, aunque sea solamente por su fotografía, efectos o por el frenetismo de sus montajes.

Muchos son los que le critican, por su obsesión personal de Batman. Es un fan del comic americano, si fuese español suspiraría por Ibáñez, como es lógico. También algunos de esos enemigos, están en nómina de la competencia. Pero al resto de los mortales, no parece importarle demasiado, su recaudación en las taquillas del mundo entero lo atestiguan.

Cada año nos vemos abrumados, por infinidad de películas de la Segunda Guerra Mundial, un tema cansino donde los haya, igual que la Guerra Civíl Española. Pero más allá de tópicos, está el buen oficio, y Christopher Nolan sabe mucho de eso. Un trozo de piedra puede ser un estorbo o una obra de arte, si está bien esculpida.

Sin ir más lejos Spielberg, ha dirigido desdeLa lista de Schindler, Salvar al Soldado Ryan, Hermanos de Sangre. Y lo ha hecho por réditos comerciales, como el cineasta industrializado que es.

Lo peor de las películas bélicas, es que llegan a trivializar el sentimiento de miedo, odio e impotencia. Donde se imponen los más míseros instintos humanos. La guerra llega a atraer a frikis de medio mundo, que buscan la mínima excusa de integración social, para ir en nombre de Alá o del Dollar, a hacerse el Rambo por los cuatro puntos cardinales. Antaño era diferente, y un rubor patriótico y de defensa de unos valores de libertad, de los que hoy gozamos, tiño de sangre los océanos, los mares e incluso los riachuelos más recónditos del globo terráqueo.

Ante semejante panorama, de críticos como un servidor, poco amantes del cine de guerras pasadas, los blogueros mercenarios y una industria estéticamente hiper sexualizada, cualquiera se atreve con otro desembarco miliciano.

El realizador americano, como casi siempre no utiliza un lenguaje verbal, para la comunicación con el espectador, prácticamente podríamos ver la película en un idioma desconocido, y nos empaparíamos del mismo sentimiento. La música, a cargo de Hans Zimmer, contribuye a tales fines, es histriónica, como la sucesión de secuencias.

Esa guerra hizo empequeñecer incluso al gran león inglés Sir Winston Churchill, quien se enfrentó a esa guerra, con la cabeza gacha, sin poder admitir su inferioridad con el ejército invasor, que bombardeaba a su antojo la city de Londres. Las guerras de la vieja Europa, antes interesaban a sus vecinos del otro lado del charco, bueno, las guerras británicas y francesas. En el siglo XXI, al no haber petróleo, no sé si vendría Donald Trump a salvarnos de tan viles amenazas.

El miedo está presente, llegas a olerlo en Dunkerque, a paladear su metálico sabor, el mismo (salvando las distancias) que sintieron los soldados británicos y franceses, ante la invasión de la Alemania naz

Àngel Martinez