Música

Pitingo protagonista 2008

Pitingo protagonista 2008 Imprimir E-Mail

 Así como el que no dice nada PITINGO decidió marcar una pauta dentro de su vida y dedicarse al Soul  Flamenco.  Luis del Olmo en su doceava edición de los Premios Protagonistas 2008 quiso premiar su esfuerzo ofreciéndole el premio PROTAGONISTA ARTISTA REVELACIÓN a PITINGO, una de las revelaciones más brillantes en la fusión flamenca, que está renovando el género con genio, “duende” y estilo.

 
   

 Nieto de ‘La Pitinga’, hijo de un marinero pesquero, como su abuelo –luego dejó su padre el barco y se fue a la Guardia Civil- y de madre gitana. En ese mundo y en ese ambiente, eligió el flamenco y el soul.

 

 


Pitingo se fue a vivir a Madrid. Trabajó en el aeropuerto de Barajas cargando maletas mientras cantaba por bulerías y fandangos de Manolo Caracol y así se ganaba la vida hasta que su tía adoptiva Salomé Pavón decidió llevar a Pitingo a una reunión de payos y de gitanos, Los Magos, que se reúnen los miércoles en un bar de Madrid, con visitas de grandes figuras del cante: Enrique Morente, Carmen Linares, Pepe ‘Habichuela’, Diego Carrasco, así se inició su carrera artística.

 

 

Tras participar y colaborar en espectáculos, películas, bandas sonoras, etc. En septiembre de 2007 estrena en el Teatro Häagen-Dazs Calderón de Madrid el espectáculo Soulería (soul a ritmo de bulerías), donde fue grabado para su posterior edición en CD y DVD por la discográfica Universal y empieza a marcar la pauta de su esfuerzo con el reconocimiento a su trabajo.

 

 

octubre se puso a la venta una nueva edición del disco Soulería que incluye cinco temas nuevos: Cuéntame (sintonía de la serie de TVE), Me recordarás, Yo viviré (I will survive), Ella se vendrá detrás de mí (tema original de los Chichos)y Noche de Paz (villancico para estas navidades.

 

 

La ex modelo Antonia Dell'Ate fue la encargada de entregarle el premio Protagonista 2008 al cantaor de flamenco fusión el reconocimiento como “Artista Revelación” del año. Deseando que su fulgurosa carrera no pare en este dos mil nueve.