Autonomias

Millo reivindica la acción del Gobierno de España para solucionar "cuestiones que afectan a todos los catalanes"

Millo reivindica la acción del Gobierno de España para solucionar "cuestiones que afectan a todos los catalanes"

Contrapone esta manera de hacer con la del Gobierno de la Generalitat, que se limita a actuar para organizar "un referéndum il • legal que sabe que no se podrá hacer y sitúa las instituciones catalanas en una situación nunca vista en el margen del orden constitucional y el Estado de derecho "

El delegado del Gobierno destaca "la presencia constante" del Ejecutivo en Cataluña, con más de 80 visitas de ministros, del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

Barcelona, ​​21 de junio de 2017. El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha reivindicado hoy que el Gobierno de España tiene como máximo objetivo "solucionar las cuestiones que afectan a todos los catalanes". Una actitud que ha contrapuesto con la del Gobierno de la Generalitat, que "se limita a actuar para organizar un referéndum il • legal que sabe que no se podrá hacer y está situando a las instituciones catalanas en una situación nunca vista en el margen del orden constitucional y el Estado de derecho ".

En este sentido, Millo ha emplazado a la Generalitat a no dar la espalda a un "diálogo constructivo y sincero" que ya está dando sus frutos. Según ha destacado el delegado del Gobierno en la rueda de prensa para hacer balance de sus siete meses de mandato, el 2016 la economía catalana subió el 3,1%, muy por encima de la media europea, y este año se conseguirá recuperar el nivel de PIB real de 2008.

Además de la recuperación económica, Millo ha destacado la "presencia constante" del Gobierno de España en Cataluña, con más de 80 visitas de ministros, del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. El diálogo también se ha intensificado con representantes de la sociedad civil y las instituciones catalanas, con más de 200 reuniones de Enric Millo con agentes sociales y económicos, cerca de 30 intervenciones en foros y 26 encuentros con embajadores y actos consulares, además de 40 reuniones con representantes del mundo local y 7 de la Generalidad. Según ha manifestado Millo, el Gobierno de España "se preocupa por el bienestar de los catalanes, lejos de populismos y de ideologías políticas sin vocación social".

El delegado del Gobierno ha recordado el anuncio en Barcelona del pasado 28 de marzo del presidente Mariano Rajoy, que comprometió 4.200 millones de euros de inversión en Cataluña en ámbitos de infraestructuras, transporte y vivienda, con el horizonte de los próximos cuatro años. Sólo en el Grupo Fomento, la inversión en Cataluña el 2017 ascenderá a 1.091 millones de euros. Entre los logros conseguidos durante estos siete meses de trabajo, destacan compromisos como la inversión de casi 4.000 millones de euros en Cercanías hasta 2025, el soterramiento de las vías en municipios como Montcada i Reixac y L'Hospitalet del Llobregat, el inicio de las obras de la estación de la Sagrera, que suponen una inversión total de 841 millones de euros y deberían estar listas el 2020, y el Corredor Mediterráneo, que tiene una inversión prevista durante el período 2017 hasta 2020 de 3.122 millones de euros.

Dentro un terreno más cultural y social, el Gobierno de España también se ha involucrado de primera mano en promover la candidatura de Barcelona como sede de la Agencia Europea del Medicamento y que Sant Jordi sea declarado patrimonio inmaterial por la Unesco. Sin olvidar los Juegos del Mediterráneo, para cuya celebración en Tarragona el Gobierno aportará 10,5 millones de euros que se suman a los 2,5 millones ya hechos efectivos.

Según ha puesto de relieve Enric Millo, el Gobierno continuará trabajando en esta línea, en favor de la recuperación económica, la legalidad y la estabilidad. "Vamos a trabajar para evitar el choque de trenes hasta el último momento", manifestó sobre el anuncio del Gobierno de la Generalidad de celebrar un referéndum el 1 de octubre. "Pero sobre todo trabajaremos por 2-0, los catalanes pueden estar tranquilos que nadie romperá el marco democrático vigente porque Cataluña no puede entrar en callejones sin salida".