EDITORIAL NOVIEMBRE 2015 JESÚS PÉREZ MARQUÉS

Jesús Pérez Marqués 

Director cepaec,  revista Primacía

Editorial Noviembre 2015

Cuando todo parece estar peor es cuando aparece lo bueno, cuando los deseos han de ser mejores, cuando las esperanzas han de tener más fuerza.

Recuerdo el sueño que soñé ayer para mañana, era tan importante y grande que absorbía la esperanza ajena y se unía a la mía y juntas empezaban a dar respiros, alientos, conocimiento y verdad de la mayoría de los porqués… y unos pocos en el fondo unos pocos aparecían como culpables dentro de una situación embarazosa para muchos.

Lo irracional de las palabras mal usadas, malgastadas de tantas promesas sin cumplir, se sumergían en profundos agujeros donde los hilos trasformados en cuerdas vocales pedían perdón, perdón, perdón, un poco tarde para tanto despropósito malintencionado a conciencia.

Y la conciencia, ajena durante tanto tiempo en los menesteres de los demás ahora pedía ser escuchada por quienes fueron sordos durante milenios.

Cambiar para permanecer, recrearse en el caos donde todas nuestras voluntades no sirven o quedan aisladas en minorías altruistas, mientras las masas acopladas, sincronizadas manipuladas por los poderes establecidos, ennegrecen los sentidos de la creatividad y la razón dando razón a posteriori o título póstumo a aquellos valores que han nacido en presencia de los presentes, para ausentes beneficiar según el entorno actual o manipulación personal en contra del instante de nuestro propio sentir y pensar de nuestra vida.

No hace muchos siglos decir que el mundo era redondo era una osadía que ponía en peligro la propia integridad de aquel y todos aquellos que negaban la razón a la imposición, aquello que no sabemos, creemos o nos han educado desde dentro y desde fuera nos lleva a no reconocer los espacios que no hemos estado y los que  han estado a jugar con ventaja sobre el resto para re direccionar las voluntades que inequívocas en la percepción del ciclo y el momento han de estar marcadas por los acontecimientos del momento  y no por su propia evolución.

Ahora y después de tantos siglos y tantos sacrificios las nuevas estrategias del poder y la fuerza de la materia nos deja presiones y desestimaciones aprovechando los medios y los sentidos que aun no hemos despertado “desestimando o dejando un vació a lo creativo no afín” para paliar las nuevas tecnologías y pensamientos que están transformando al mundo.

Internet es el futuro, y el presente, porque ya nada es ni será igual que antes y todo y todos pueden y deben formar parte en los beneficios comunes que aporta, pese a las estrategias , las formas, o los sentidos vinculantes que trasforman la realidad en otras realidades, o la simple rivalidad del más, del yo, o simple poder.

Un ojo se ha abierto al mundo, en muchos casos se pretende  nublar para no ver una visión clara, pero que pese a lo que podemos ver o palpar, esta la acción contrapuesta de los sentidos que despertamos y van abriendo camino a ese nuevo espacio que está por llegar.

Cuando todo parece estar peor es cuando aparece lo bueno, cuando los deseos han de ser mejores, cuando las esperanzas han de tener más fuerza.

Recuerdo el sueño que soñé ayer para mañana, era tan importante y grande que absorbía la esperanza ajena y se unía a la mía y juntas empezaban a dar respiros, alientos, conocimiento y verdad de la mayoría de los porqués… y unos pocos en el fondo unos pocos aparecían como culpables dentro de una situación embarazosa para muchos.

Jesús Pérez Marqués