García Tejerina señala la digitalización y la economía circular como elementos clave para el desarrollo económico y la protección del medio ambiente

Hoy, en la clausura de la jornada “Futuro de la industria: los nuevos retos”, en Barcelona

 Indica que el Gobierno trabaja para conseguir una adecuada conectividad y que los beneficios de la digitalización lleguen también al medio rural

 Afirma que la transición hacia una economía circular es una prioridad de primer orden para el Gobierno, que ya trabaja en una estrategia que propicie una evolución ordenada hacia este modelo

 Sostiene que, para crear un futuro mejor, hay que conservar la seguridad jurídica que hará posible el desarrollo y las inversiones


02 de octubre de 2017. La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha clausurado hoy la mesa redonda “Futuro de la industria: los nuevos retos”, en el marco de la Barcelona Industry Week, que organiza Fira de Barcelona, donde ha hecho referencia a dos de los retos globales a los que se enfrente la industria española, como son la digitalización y la transición hacia una economía circular. Según ha puntualizado la ministra, a estos dos aspectos hay que sumar la lucha contra los efectos del cambio climático.

DIGITALIZACIÓN
En relación con la digitalización, García Tejerina ha señalado que los avances tecnológicos, como el Internet de las Cosas, el 5G, la informática en la nube, el análisis de datos o la robótica están transformando los productos, los procesos y los modelos de negocio en todos los sectores. Según ha añadido, en 2020 es estima que habrá más de 30.000 millones de dispositivos conectados a Internet, es decir, 3 veces más dispositivos online que personas en el planeta.

Por ello, la ministra entiende que tanto administraciones como empresas y ciudadanos deben transformar este reto en oportunidad y saber rentabilizarla, ya que la digitalización de la actividad económica en España implicaría un incremento de más de 100.000 millones de euros de valor añadido bruto para 2025, lo que equivaldría al 10% del PIB.

A este respecto, García Tejerina ha apuntado la necesidad de que los beneficios de la digitalización lleguen también al medio rural. Para ello, el Gobierno trabaja para conseguir una adecuada conectividad, universalizando el despliegue de la fibra óptica y cobertura 4G en los pueblos.

ECONOMÍA CIRCULAR
Por otra parte, García Tejerina considera “imprescindible” adoptar un nuevo modelo de economía circular, basado en el uso sostenible de los recursos y en la protección del medio ambiente, con un doble objetivo: por un lado, maximizar la eficiencia de los recursos, tanto materiales como energéticos, para que permanezcan el mayor tiempo posible en el ciclo productivo. Y, por otro, reducir la generación de residuos y aprovechar al máximo aquellos que no se hayan podido evitar.

Para la ministra, este doble objetivo debe ser un “elemento estratégico”, tanto para el planteamiento de políticas medioambientales, como económicas, energéticas y empresariales.

De esta forma, García Tejerina ha recalcado que esta transición hacia una economía circular es una prioridad de primer orden para el Gobierno, que ya trabaja en una estrategia de carácter global e integradora del conjunto de nuestro sistema productivo, que propicie una evolución ordenada hacia este nuevo modelo.

Asimismo, García Tejerina ha hecho hincapié en la necesidad de cualquier economía de “seguridad jurídica”, que se construye a través de la tolerancia y la convivencia. En este sentido, ha destacado el trabajo común de España y Cataluña para conformar una sociedad más avanzada. “Para un futuro mejor, hay que conservar la seguridad jurídica que hará posible el desarrollo y las inversiones”, ha señalado.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Email this to someoneTweet about this on TwitterPrint this pagePin on PinterestShare on LinkedIn