Zootrópolis, Black Mirror, Rick y Morty o Watch Dogs 2, las mejores traducciones del año

Sin traducción no hay entretenimiento

La Asociación ATRAE reivindica el reconocimiento de la labor que hacen los profesionales del sector de la traducción audiovisual en una industria que en los últimos años ha multiplicado su contenido y aumentando sus exigencias.

Madrid, 12 de noviembre de 2017.- Plazos de entrega imposibles, acuerdos de confidencialidad a perpetuidad,... Quizás sean el último eslabón de la cadena pero lo que está claro es que sin las traducciones, adaptaciones, subtítulos y audiodescripciones de estos profesionales del audiovisual, la mayoría de las personas no podrían disfrutar igual de las películas, series o videojuegos. Pero esa labor, la de conseguir que cualquier espectador sienta lo mismo que el espectador original, no es ni valorada ni reconocida por una industria que en los últimos años ha multiplicado sus contenidos y transformado el sector:

  • Con la llegada de las plataformas en línea y de televisión digital, hay más contenido pero también se han incrementado los intermediarios. Cada vez es más difícil para el traductor trabajar directamente con la distribuidora de contenidos, precarizándose enormemente su situación, tanto económica como laboral. Una de las medidas más publicitadas para hacerle frente es la creación de la Plataforma Hermes de Netflix, pero aún está por ver si es efectivo.
  • Los plazos de entrega cada vez son más cortos. Esta presión temporal acaba perjudicando en la calidad de las traducciones al no haber tiempo suficiente para las correcciones, la documentación, etc.
  • Se requiere continuidad en el trabajo. La misma presión temporal hace que la mayoría de las veces una misma serie tenga cada capítulo traducido por una persona diferente por lo que se puede ver afectada la calidad del resultado final.
  • Reconocimiento de la autoría. Solo algunas plataformas como HBO, Netflix, ahora también Movistar, empiezan a incluir al traductor en la ficha de la autoría. Pero al no ser obligatorio depende de cada distribuidor. Lo mismo sucede en el cine. El peor escenario se da en la industria del videojuego.

Durante la entrega de los V Premios Atrae, que se llevó a cabo en la Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid el pasado 11 de noviembre, Eugenia Arrés, Vicepresidenta de la Asociación y traductora de series como Padre de Família, The Crown o Mentes Criminales y videojuegos (aunque debido a los acuerdos de confidencialidad no se puede saber cuáles son), fue la encargada de dar la bienvenida a unos premios que “son prácticamente la única oportunidad de conocer los autores de las mejores traducciones audiovisuales del año”.

Y los ganadores son

Mejor traducción y adaptación para doblaje de película estrenada en cine

Zootrópolis. Lucía Rodríguez Corral (traducción) y Lorenzo Beteta (adaptación)
Mejor traducción y adaptación para doblaje de obra estrenada en TV, DVD o plataforma en línea

Rick y Morty (T2). Rafael Ferrer (traducción) y Santiago Aguirre (adaptación)

 

Mejor subtitulación de película estrenada en cine

SpotlightLía Moya (traducción)

 

Mejor subtitulación de obra estrenada en TV, DVD o plataforma en línea

Black Mirror (T3). Paula Carrasco Cano y Laura Segarra Vidal (por el episodio Cállate y baila)

 

Mejor traducción y adaptación para voces superpuestas en cine, TV, DVD o plataforma en línea

Atari: Game OverMarcos Randulfe Sánchez

 

Mejor audiodescripción de obra estrenada en cine, DVD, TV o dispositivo móvil

Juego de tronos (T6). Antonio Vázquez Cuesta

 

Mejor subtitulado para sordos de obra estrenada en cine, DVD, TV o dispositivo móvil

Una mirada cap enrere. Jordi Bosch Díez y Jota Martínez Galiana (traducción) y Joana Caimari(revisión)

 

Mejor traducción de videojuego para consola, PC, web o dispositivo móvil

Watch Dogs 2. Maira Belmonte, Ramón MéndezAmaranta Pérez y Gema Solís (traducción) y Manuel Mata y Vicent Torres (revisión)

 

Y ATRAE concede este año el cuarto premio Xènia Martínez a Paula Mariani por su labor de divulgación y enseñanza, especialmente en el terreno de la subtitulación, por haber sido precursora de las dos primeras CITA y de la propia asociación ATRAE, y por luchar por los derechos de los traductores al frente de DAMA para dignificar la profesión.

 

Redacción Primacía