COLECCIÓN MIS 100 Películas favoritas, especial NAVIDAD -2017

COLECCIÓN MIS 100 Películas favoritas, especial    NAVIDAD -2017

*El Hombre que vino a cenar*

Año: 1942

Duración: 112 min.

País: Estados Unidos

Director: William Keighley

Reparto: Bette Davis,  Ann Sheridan,  Monty Woolley,  Elisabeth Fraser,  Billie Burke, Richard Travis,  Jimmy Durante,  Reginald Gardiner,  Mary Wickes,  Elisabeth Fraser

 CRÍTICA DE CINE POR: ÀNGEL MARTÍNEZ

La navidad tiene sus rutinas muy marcadas. Ya se encargan las multinacionales, de prepararnos la agenda. Pero si alguna cosa buena tienen, aparte de disfrutar “en paz” con nuestros familiares de una cena anual, también tiene asociadas una serie de estampas, entre las que se incluyen las películas navideñas.

La primera de mis recomendaciones, es El Hombre que vino a Cenar

Realizada por William Keighley, en plena 2ª Guerra Mundial, estaba pensada para que los norte americanos, desconectasen de la guerra, y dejasen de pensar, en sus familiares al servicio de su país, desperdigados por medio mundo. Un film, que traía el humor enmascarado en sus secuencias a media película, no se vendió como comedia en su estreno, pero la necesidad de reír de la sociedad, deprimida por la segunda Gran Guerra, era acuciante, y tiraron de sus mejores armas.

Bette Davis quien ya era toda una referencia en la gran pantalla, una de las mejores actirces de todos los tiempos, venía de ganar el premio de mejor actriz, por La Loba (1939) y su semblante serio, y sus personajes de dureza, hacían presagiar una película dramática o de suspense. Pero en El Hombre que vino a Cenar, su papel es irónico, rozando la comedia, ya que otro grande de la época, grande en talento, pero no aún en reconocimiento, le acompañaba, era el  gran Monty Woolley, quien interpreta al jefe de Maggie, Bette Davis. Un temido crítico literario de lengua venenosa, Sheridan Whiteside. Por un imprevisto, se hospedan en una casa, en un ambiente familiar, los Stanley  quienes socorren a Whiteside y a su secretaria Maggie.

Al poco tiempo, Sheridan Whiteside, llega a hacerse con el control absoluto de la familia, asi como de sus vericuetos, y llega a prolongar su estancia, fingiendo una dolencia, con el único propósito es intentar solucionar los problemas familiares de los Stanley. Las situaciones cómicas se suceden, aderezados con unos diálogos que harían temblar a cualquier actor coetáneo, que sufren de temblores, al ver que tienen planos secuencias de más de un minuto.

En el Hollywood, de la primera mitad del siglo XX, los actores eran algo más que maniquíes peripuestos, que vendieron sus almas a productores que les hacen famosos, para luego despotricar de ellos. No cabían absurdeces, en la era de oro del cine. Todo lo que vemos hoy, tiene algo que ver con esa gloriosa época.

* Los Fantasmas Atacan al Jefe!

Año: 1989

Duración: 108 min.

País: Estados Unidos

Director: Richard Donner

Reparto: Bill Murray,  Robert Mitchum,  Karen Allen,  John Forsythe,  John Glover, Michael J. Pollard,  Alfre Woodard,  John Murray,  Robert Goulet,  Lee Majors, Buddy Hackett,  John Houseman,  Bobcat Goldthwait,  Sachi Parker

Richard Donner, dirigió esta película después de Arma Letal, para coronarse como director todo terreno, cuatro años antes realizaría  Los Goonies.

En Los Fantasmas Atacan al Jefe, revisan de forma selectiva el famoso cuento de navidad de Dickens, Mr. Scrooge, y lo hacen para el lucimiento de Bill Murray, quién en ese momento era el chico malo de América, el chico caprichoso, que hoy vendería su alma por un papel decente.

Bill Murray, interpreta a un ejecutivo de una cadena de televisión, Frank Cross. Un tiburón sin sentimientos, capaz de cualquier atrocidad, que justifique a su juicio, la ansiada audiencia a su cadena. Un pequeño y repelente dictador, que ejerce con suma tiranía su cargo, despidiendo sin compasión en plenas navidades, a empleados por el más nimio detalle.

Igual que sucedía en Mr. Scrooge, recibe la visita de los tres fantasmas, el pasado, el futuro y el presente.  En ese momento, parece que la película la dirigiera Tim Burton, por el frikismo USA. Incluso tienen una aparición dos grandes del panorama Hollywoodiense, como son Robert Mitchum y John Forsythe.

Una bonita anécdota, que hace que las personas malas, se tornen buenos samaritanos. Un hábil ejercicio para ensalzar a un humorista, que solo resulta gracioso, para al “diferente” sentido del humor, del público Estadounidense.

Aún así, es una gran candidata para acurrucarse en la manta, tumbado en un cómodo sofá, y devorar polvorones y turrón, como si no hubiese un mañana.

* Plácido (siente a un pobre en su mesa)*

Año: 1961

Duración: 83 min.

País: España

Director: Luís García Berlanga

Reparto: Cassen, José Luis López Vázquez, Amelia de la Torre, Mari Carmen Yepes, José María Caffarel, Manuel Alexandre, Elvira Quintillá, Amparo Soler Leal, Xan Das Bolas, Félix Dafauce, Julia Delgado Caro

Berlanga, fue un director de cine difícilmente repetible. Fue capaz de hacer películas, que esquivaban a la dictadura franquista.

En plena postguerra, el régimen de Franco, realizó una campaña que se titulaba Siente a un Pobre en su Mesa, una iniciativa que pretendía dar amparo y esperanzas, a personas desfavorecidas, y que para una vez al año, tuviesen una familia postiza. La iglesia católica, pretendía sembrar en el yermo campo del pavor social, ideas redentoras sobre la fé cristiana, subvencionada por los rebeldes franquistas.

Tampoco hay que obviar, que Luís García Berlanga, utilizó sus influencias como ex soldado de la División Azul, que lucho a favor de los Nazis, para conseguir sus propósitos fílmicos. No es un reproche, es una realidad.

José Luis López Vázquez interpreta a Gabino Quintanilla, el señorito de una casa de ricos, otro Mr. Scrooge, un misántropo en potencia, que complica la vida a Cándido, interpretado por Cassen, quien llega a bordar al personaje. Una escena que no os podéis perder, es cuando reparten la cena.

¡¡¡Que tengáis una buena entrada de año 2018, que él sólito se irá torciendo poco a poco!!!

Àngel Martinez