Susan Sarandon. Portada Revista Primacía nº 124,

Portada Revista Primacía nº 124 Susan Sarandon, Gran Premio Honorífico en Sitges 2017

La actriz estadounidense no sólo ha  recibido  un galardón honorífico: también ha sido la invitada de honor en una proyección de ‘The Rocky Horror Picture Show’

Se dejó seducir por un monstruo cachas, compartió mordiscos vampíricos con Catherine Deneuve y David Bowie y pactó con un Satán muy parecido a Jack Nicholson. Así pues, ya era hora de que Susan Sarandon recibiese el reconocimiento del mundo del cine fantástico. El Festival de Sitges homenajea a la actriz de The Rocky Horror Picture Show, El ansia y Las brujas de Eastwick en su edición 2017, entregándole su Gran Premio Honorífico.

Ante una Carpa Noray abarrotada de fans e invitados del Festival, la actriz Susan Sarandon ­–que ha recibido el Gran Premi Honorífic del Festival– ha derrochado simpatía e inteligencia en el encuentro con el público al mediodía. Acompañada por los actores catalanes Sergi Mateu y Àlex Casanovas, como representantes de la Asociación de Actores y Directores Profesionales de Catalunya, Sarandon ha comentado que “hoy en día es difícil y lleva mucho tiempo encontrar un guion realmente bueno”; y ha compartido su método de trabajo: “cuando recibo un papel que me convence intento construir y añadir cosas que pueden enriquecer a mi personaje, hablo mucho con el guionista y con el director para saber qué es exactamente lo que quieren”.

La actriz estadounidense (ganadora de un Oscar por Thelma & Louise, y nominada este año a un Emmy por Feud: Bette and Joan) presidirá además una proyección de The Rocky Horror Picture Show. ¿Se animará a cantar ese Touch-A-Touch-A-Touch-A-Touch Me a coro con el resto del público? No lo sabemos, pero lo deseamos muy fuerte. Añadir también que el español Santiago Segura recibirá también un premio por toda su carrera, y presentará Sólo se vive una vez, la cinta de Federico Cueva que coprotagoniza con Gérard Depardieu, Hugo Silva y Carlos Areces.

Las razones por las que Susan Sarandon quiere revolucionar el cine porno Susan Sarandon ha recibido el Gran premio Honorífico del festival de Sitges poco antes de la proyección de ‘The Rocky Horror Picture Show’ en el Auditorio del Hotel Melià. La actriz estaba muy solicitada desde que llegó al certamen. Y es que no se tiene todos los días la presencia de una estrella de cine de su categoría. Si ayer le tocó ofrecer una multitudinaria rueda de prensa, este sábado ha sido el turno de dar una clase magistral a un público que contaba con varias caras conocidas de la industria cinematográfica catalana.

Rodeada de Sergi Mateu y Àlex Casanovas, en representación de la Asociación de Actores y Directores Profesionales de Catalunya, la oscarizada protagonista de ‘Pena de muerte’ (1995) ha respondido durante más de una hora a las preguntas que le han planteado los asistentes.

En una de ellas se ha referido a su intención de dirigir cine porno de aquí unos años para mejorar “la imagen distorsionada que ofrece esa industria de la mujer”. Sarandon asegura que no ha visto muchas películas para adultos, pero lo que ha visto le ha dado la sensación de que “no parecen demasiado placenteras desde el punto de vista de una mujer”, además de contar con unas interpretaciones espantosas.

Su intención de dirigir este tipo de films ya la dejó clara durante su asistencia al festival de Cannes en 2016 y desde entonces dice que ha recibido varias peticiones de intérpretes jóvenes dispuestos a ponerse bajo sus órdenes. De hecho, fue un tema que trató con Guillermo del Toro la pasada noche y le planteó la posibilidad de hacer porno animado buscando como base un punto educativo.

A Sarandon le preocupa que chicos de 10 años puedan ver cine X en sus pantallas móviles y tengan un concepto inadecuado de lo que resulta placentero para la mujer. Ella tiene claro que apostaría por unos guiones más trabajados en los que hubiera espacio para los preliminares previos al acto sexual.

Respecto a esta cuestión, la actriz y directora Mireia Ros le ha invitado a venir a ver el proyecto post-porno con el que lleva trabajando desde hace cuatro años, si algún día reúne la financiación necesaria para tirarlo adelante.

Sarandon también ha explicado cómo le gusta escribir opiniones sobre su personaje cuando lee un guion y anotar todo tipo de detalles en los márgenes. Confiesa que no es de las que se obsesionan con estudiar a fondo un papel, pero sí le gusta indagar en los aspectos que pueden enriquecer la historia y los protagonistas. A la actriz de ‘Thelma y Louise’ le emocionan las historias de amor en las que los principales personajes sean vulnerables y establezcan una conexión auténtica que traspase la pantalla. Un tipo de relatos que no interesan a un Hollywood obsesionado con hacer dinero y por eso cree que es necesario que este cambio de ideas venga de los mismos artistas; actores y directores que cuenten con otras plataformas donde tengan cabida estas propuestas más interesantes.

Susan se enorgullece de haber trabajado con mujeres directoras, que aportan una visión diferente, y está contenta de la mayoría de papeles que ha interpretado a lo largo de su sólida trayectoria profesional, que abarca más de un centenar de títulos. Siente predilección por la hermana Helen Prejean de ‘Pena de muerte’, con la que mantiene una buena amistad desde el rodaje de la película dirigida por su exmarido Tim Robbins. Y afirma que le hubiera gustado interpretar a la Sophie que encarnó Meryl Streep en ‘La decisión de Sophie’ (1982). No se ha prodigado mucho en el teatro, pero le encanta centrarse en producciones pequeñas.

Según ella, “la diferencia entre hacer teatro y hacer cine es como hacer el amor y masturbarse .Por último, y a petición de Sergi Mateu, la actriz ha ofrecido un consejo para todos los actores y directores que sienten vocación por un trabajo que muchas veces puede ser muy complicado. “Dedicarse a la actuación es un trabajo que haces porque realmente significa mucho para uno mismo y si no lo haces, duele”. Sarandon se ha referido a la tensión constante entre las cuestiones económicas y artísticas y a la dificultad de encontrar distribución en una industria que solo mira beneficios. Pese a todo, ha encomiado a la necesidad de seguir explicando historias por medio de otras plataformas y mantener siempre vivos los sueños. “Sois los guardianes de los sueños”, ha concluido en medio del aplauso entregado del público.

También el nuevo talento ha tenido su espacio y reconocimiento en la jornada  con la entrega de los Premios SGAE-Nova Autoría 2017, que premian el talento de la autoría emergente de las escuelas de cine catalán, en el marco de la sección Noves Visions del Festival. El cortometraje Celebració, presentado por la Universitat Pompeu Fabra, ha obtenido el Premio SGAE Nueva Autoría a la mejor dirección-realización; Una caja cerrada, de la autora Anna Agulló de La Casa del Cine, ha sido el Premio SGAE Nueva Autoría al mejor guion; y Sesgo, una historia de prejuicios y golosinas de la Escola Universitària ERAM – Audiovisual i Multimèdia, ha sido el Premio SGAE Nueva Autoría a la mejor música original.

En el espacio Samsung VR Experience –en la carpa situada junto al Hotel Meliá– se ha estrenado en exclusiva Campfire Creepers, la primera serie de terror en realidad virtual y con una visión de 360º, que ha contado con la presencia del director francés Alexandre Aja y del mítico actor Robert Englund, protagonista del primer capítulo. La serie se inspira en las historias de miedo explicadas alrededor del fuego en un campamento de verano.

La tarde se ha iniciado con el desfile del equipo de Sólo se vive una vez por la alfombra roja del Auditori Meliá Sitges. El director Federico Cuevas ha estado acompañado por los actores Hugo Silva, Arantxa Martí y Santiago Segura, uno de los grandes amigos del Festival, que ha recibido el Premio Máquina del Tiempo, justo antes de la proyección. Además Sitges ha vivido el estreno mundial del thriller sobrenatural dirigido por Jaume Balagueró, Musa.

El equipo de la película, con las actrices Franka Potente y Manuela Vellés, el actor Elliot Cowan, el escritor José Carlos Somoza, autor de la novela en la que está basada la película, han desfilado por la alfombra roja, donde han sido recibidos por Ángel Sala. “Tengo dos musas, y en este momento se encuentran a mi lado”, ha comentado el director Jaume Balagueró, en medio de las dos protagonistas de la película. En Musa, el realizador catalán sigue profundizando en las temáticas presentes en su obra, y firma una metáfora sobre el proceso de la creación. También en la Sección Oficial se ha visto Mom and Dad, dirigida por Brian Taylor, con un argumento delirante, una extraña epidemia que provoca ataques de violencia letal de padres contra hijos. Antes de la proyección, el realizador y productor italiano Sergio Martino, uno de los nombres fundamentales del giallo, ha recibido el Premio María Honorífica del Festival.

Redaccion: Primacia. 31/12/ 2017

Fotografía: Sonia Figuerola, Gonzalo Mirón