Barcelona Always Connected, un acto de apoyo de la ciudad al Mobile World congress.

Barcelona ha reunido, en un acto en el Saló de Cent del ayuntamiento, a instituciones, políticos, al mundo económico y a la sociedad civil para exhibir unidad ante el organizador del Congreso de Móviles, John Hoffman que reclama a la ciudad "estabilidad política" para mantener la sede del Mobile en Barcelona hasta 2023.

Durante el acto 'Barcelona, always connected' (Barcelona, siempre conectada), la alcaldesa Ada Colau ha reconocido que "dejamos atrás un año muy complicado" pero ha asegurado que "estamos aquí para avanzar y construir juntos el futuro". Ante la mirada atenta de Hoffman, Colau ha asegurado que "para Barcelona es un orgullo ser la capital del Mobile y está preparada para seguir siéndolo", mantiene su apuesta para convertir la ciudad en la capital del 5G e impulsar "un cambio de paradigma" en la sociedad y considera que Barcelona está "muy bien situada" para hacerlo realidad.

Las oportunidades que supone el Mobile para Barcelona se han expuesto también durante la mesa redonda en la que han participado el presidente del Barça, Josep María Bartomeu, la vicerrectora de planificación estratégica de la UOC, Marta Aymerich; el presidente del Institut of Science and Technology, el exconseller Andreu Mas-Colell; el presidente de la entidad Barcelona Global, Gonzalo Rodés; o bien la presidenta del Foro Fintech, Marta Plana. Ante la gran cantidad de alagos, el organizador del Mobile, John Hoffman se ha preguntado en voz alta el por qué y ha espetado a los asistentes: "No tenéis que convencer. Tenéis que volver a creer en vosotros mismos". "Esto no tiene que ver con nosotros, sino con vosotros" ha asegurado Hoffman.

En ese momento el silencio ha reinado en el Saló de Cent para continuar escuchando a Hoffman que aseguraba: "Tienen ustedes una crisis de autoconfianza. Y eso lo deben solucionar con confianza, y no con arrogancia". Hoffman ha dicho que GSMA será un aliado de Barcelona y que "los socios se ayudan", pero ha recordado que esta entidad no es "política", y que simplemente reclama seguridad y estabilidad institucional. Por su parte, el presidente del Parlament, Roger Torrent, en un discurso muy político, se ha mostrado confiado en que "muy pronto" Cataluña pueda disponer de un gobierno "desde el respeto a los principios democráticos y a los mandatos de la ciudadanía, ya que este respeto es la mejor garantía de estabilidad del país".

Ha habido una gran expresión de optimismo en las puertas de la nueva edición, después de un año complicado para Barcelona, a raíz de los atentados del pasado 17 de agosto. El presidente del GSMA, John Hoffman, ha animado a superar el terrible episodio y a impulsar la ciudad con el acontecimiento mundial. La principal cara visible de la organización así lo ha expresado.

Sònia Figuerola.

Fotos: Gonzalo Mirón.