El Incendio, el corto promocional de Temporada Alta 2017 gana el Premio Grand Laus de la ADG-FAD

El Incendio, el corto promocional de Temporada Alta 2017 gana el Premio Grand Laus de la ADG-FAD

El cortometraje El Incendio, escrito y dirigido por Salvador Sunyer Vidal y producido por la productora Nanouk Films como presentación de la edición 2017 de Temporada Alta, ha ganado el Grand Laus, el galardón más importante de los Premios Laus de Diseño Gráfico y Comunicación visual. Estos premios, que celebran la 48ª edición, son los más relevantes dentro de la comunidad visual de nuestro país, actuando como barómetro del diseño gráfico y de la dirección artística en España y reafirmándose como líderes dentro del sector. Van entregarse anoche en el Disseny Hub de Barcelona.

El corto promocional de presentación de Temporada Alta es una iniciativa impulsada por Nanouk Films y Temporada Alta que nació hace más de una década con la intención de seguir buscando nuevas fórmulas de comunicación y presentación del Festival, acercando la programación y el espíritu de temporada Alta los espectadores.

No es la primera vez que los Premios Laus reconocen el trabajo del Festival y la productora ya que el corto de presentación de Temporada Alta 2016, The Pleasure Island, también ganó el Grand Laus y el de presentación de Temporada Alta 2015, Tragedia del canto de la cabra, se llevó el Laus de Oro.

El Incendio, el cortometraje galardonado

El Incendio fue rodado en el Teatro Municipal de Girona con parte del público habitual del Festival, y tiene la intención de ser un canto a la libertad y reivindicar el teatro como un espacio libre de corsés. Dando la vuelta las reglas de la publicidad, el objetivo era presentar un “anti-anuncio” basta “libre” para poder cuestionar a sí mismo, al mundo de la cultura y a su público que es, en definitiva, el centro del Festival .

El director de la pieza, Salvador Sunyer Vidal, afirma que, al plantearse cuál es la publicidad más libre, llegó a la conclusión de que es aquella que crítica al producto que anuncia y, en última instancia, a sus consumidores.

Así pues, el corto promocional del año pasado es provocador, y no busca agradar a todos sino generar una incomodidad al público. Es a partir de este malestar que se quiere hacer partícipe al espectador del Festival, haciéndolo reflexionar sobre el papel de la cultura, en general, y de las artes escénicas, en particular.

Redacción primacía