Interceptados en la frontera hispano-francesa 600 kilos de hachís que eran trasladados por el método “go fast”

Operación conjunta de la Policía Nacional con la OCRTIS francesa

§    Detenidas seis personas de nacionalidad francesa que participaban en el transporte del estupefaciente desde Málaga hasta Dijon (Francia)

§    El método “go fast” consiste en el desplazamiento de cargamentos de droga en vehículos de alta gama, preparados para que el transporte pase desapercibido, y que atraviesan la península a gran velocidad

§    Intervenido el vehículo que portaba los 20 fardos de hachís y otro que hacía las labores de lanzadera y contravigilancia

17-julio-2018.- Agentes de la Policía Nacional de y la OCRTIS francesa han interceptado 600 kilos de hachís en la frontera hispano-francesa. La droga era transportada hacia el país galo por el método “go fast”, consistente en el desplazamiento de droga en vehículos de alta gama y que atraviesan la península a gran velocidad. Han sido detenidas seis personas de nacionalidad francesa y se han intervenido dos vehículos de gran potencia.

Atravesar la península a gran velocidad

La investigación comenzó el pasado mes de mayo. Agentes franceses y españoles detectaron la presencia de una organización de ciudadanos franceses en la malagueña zona de Mijas y Fuengirola dedicada al narcotráfico. El grupo criminal se dedicaba al transporte de importantes cantidades de hachís mediante el método “go fast”, consistente en el desplazamiento de cargamentos de droga en vehículos de alta gama y que atraviesan la península a gran velocidad.

Los agentes detectaron el inicio de un transporte de droga que partía desde la provincia de Málaga a última hora de la noche. La comitiva iba compuesta por un vehículo lanzadera y por un todoterreno que supuestamente portaba la droga. Ambos vehículos, de alta gama y coordinados mediante medios telemáticos, cruzaron la península a gran velocidad y llegaron a una localidad de Girona cercana a la frontera francesa a primera hora del día siguiente.

A última hora de la tarde, los vehículos atravesaban la frontera y eran interceptados por los agentes. En el interior del todoterreno eran localizados 600 kilos de hachís distribuidos en 20 fardos que viajaban totalmente desapercibidos al ir tapados con mantas negras y tener el vehículo los cristales tintados. Las seis personas que participaban en el transporte, todas ellas de nacionalidad francesa, fueron detenidas.