Teresa Cunillera mantiene una “reunión muy cordial” con el presidente del Parlament y le traslada su voluntad de diálogo

Teresa Cunillera mantiene una “reunión muy cordial” con el presidente del Parlament y le traslada su voluntad de diálogo

 "La discrepancia ideológica no debe impedirnos sentarnos a una mesa y llegar a acuerdos".
 La delegada del Gobierno ha mostrado interés en asistir a debates parlamentarios cuando se convoquen

Barcelona, 25 de julio de 2018. La delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, ha mantenido este miércoles "una reunión muy cordial" con el presidente del Parlament de Catalunya, Roger Torrent, en el marco de los encuentros institucionales que celebra desde que asumió el cargo hace poco más de un mes.

Según ha explicado a los medios de comunicación tras la reunión que ha durado más de una hora, le ha trasladado a Torrent la disponibilidad "de una Delegación del Gobierno abierta y que quiere ser útil a la ciudadanía, y en eso me pongo a su disposición en lo que pueda colaborar".

La delegada del Gobierno ha podido compartir con Roger Torrent su larga trayectoria parlamentaria, como diputada en el Congreso y como responsable de las relaciones con las Cortes del Gobierno, y le ha trasladado al presidente del Parlament que le gustaría poder asistir a los debates parlamentarios.

En este sentido, ha detallado: "Hemos quedado que me invitaría y que podría venir a algún pleno cuando se convoquen". "Es en el ámbito parlamentario donde la política se escenifica y donde se demuestran las posibilidades de hacer cosas en beneficio de la ciudadanía", destacó, recordando que el debate "entre diferentes" es esencial para poder construir "espacios de convivencia".

La delegada del Gobierno ha explicado también que con Roger Torrent ha podido constatar que tienen una gran discrepancia ideológica: "Pero esto no debe impedirnos sentarnos entorno a una mesa y llegar a acuerdos".

Cunillera ha puesto como ejemplo de la política de hechos del nuevo Gobierno de España que la próxima semana está previsto que se reúna la Comisión Bilateral Estado-Generalitat y que "hay muchos temas por resolver que benefician a las personas. Hace siete años que no se reunía esta comisión, hace siete años que dos gobiernos no se miraban a los ojos, ¿cómo puede ser posible? Esto no es normal en una democracia razonable".