Sweetener: el nuevo álbum de Ariana Grande que trae luz a su año de oscuridad

Sweetener: el nuevo álbum de Ariana Grande que trae luz a su año de oscuridad

El cuarto disco de la cantante llega lleno de positivismo a sanar los tiempos difíciles marcados por el ataque terrorista que manchó de sangre su tour anterior.

“La luz ya viene para traer todo lo que la oscuridad robó”, repite una y otra vez Ariana Grande en su canción “The light is coming”. En compañía de Nicki Minaj, la cantante aclara el panorama de su cuarto álbum de estudio Sweetener. Con colaboraciones y canciones esperanzadoras, el disco ahora está disponible en todas las plataformas de streaming.

No se puede esperar menos de un álbum producido por el creador del nuevo himno de la felicidad “Happy”, Pharrel Williams. Junto a él, Ariana Grande armó un trabajo que cuenta con la participación de Nicki Minaj, Missy Elliot y algunos samples que le dan más peso al mensaje que quiere entregar, en una mezcla de pop, hip hop y R&B .En la misma canción que explicita la llegada de la luz sobre la oscuridad, la artista ocupa la voz de una famosa discusión entre un miembro del público y el senador de Pensilvania, Arlen Specter, sobre los seguros privados en la salud de Estados Unidos en 2009. “No dejaron que nadie hablara”, se escucha en el fondo, y cuando se encuentra con el resto de la canción, aparece otro de los temas que trata el trabajo discográfico: su quiebre con el rapero Mac Miller.

Y la verdad es que en los últimos años, la cantante, que además ha peleado por sacarse el eterno estigma de ser ex chica de series infantiles, ha tenido que luchar con más de un problema que ha oscurecido su panorama.

El 22 de mayo de 2017, en medio de uno de sus conciertos del Dangerous Woman Tour en Manchester, un ataque terrorista terminó con más de 20 muertos y un centenar de heridos tras la explosión de una bomba en el recinto. Luego, después de tener que cancelar su gira, terminó su larga y pública relación con Mac Miller, tras muchos conflictos relacionados con los problemas de adicción y salud mental de él.

Pero Ariana anticipaba que vendría algo más dulce, porque, aclamada como una de las mejores y más talentosas voces del pop actual, su destino, al menos en la música, no podía ser otro.

En Sweetener, la cantante habla de los problemas que va dejando atrás en “the light is coming” y “breathin”, y encuentra el camino hacia lugares felices y de empoderamiento en su single “god is a woman” y “successful”. Finalmente, abre un camino nuevo cuando le canta a su nuevo amor en “bordeline”, “blazed” y en “Pete Davidson”, que es el nombre de su nuevo prometido, el comediante y actor.

“Me casaría con él en un 100%, ahora mismo” le dijo a su manager tres años atrás cuando participó en un sketch del programa estadounidense SNL donde él trabajaba. Y hoy, que su romance se presentó repentino en los últimos meses, fue otra pieza para la reconciliación de Ariana con su propia suerte.

El álbum cierra con la canción “Get well soon”, y con ella cierra también el traumático capítulo del atentado de Manchester. “No quiero esconder ningún dolor de mis fans porque puedo relacionarme con su dolor. ¿Por qué no estar juntos en esto?” comentaba Grande a Fader.

El track, además, dura cinco minutos y 22 segundos, lo que muchos han visto como una referencia al 22 de mayo, el día del ataque.Superación, amor propio, aceptación y empoderamiento sobre sus decisiones, su sexualidad, y sus relaciones, una mucho más feliz Ariana Grande puede decir que, por fin, ya no tiene más lágrimas para llorar.

Redaccion:Primacia.