CARLO D’URSI EL APELLIDO ITALIANO DEL CINE ESPAÑOL

CARLO D’URSI

EL APELLIDO ITALIANO DEL CINE ESPAÑOL


Procedente del país de los teatros romanos y de una de las civilizaciones con más siglos de cultura del entretenimiento por excelencia, se puede decir que el actor Carlo D’Ursi, italiano de nacimiento, es hijo adoptivo de la cinematografía contemporánea española. Ha pasado 17 años en nuestro país, donde además de echar raíces, ha cosechado numerosos premios en todos sus trabajos cinematográficos.

Entre sus proyectos presentes como actor, Carlo tiene motivos para estar más que satisfecho.

Tras el éxito de Jefe, que sigue cosechando alegrías, tiene pendiente de estrenar la nueva serie de TVE, Hospital Valle Norte, de lo que de momento solo sabemos  que el actor está en consonancia con el concepto de familia que presenta. Estrena temporada con Sabuesos, la nueva apuesta familiar de TVE, y además en breve comienza el rodaje de la última cinta de Marco Bocci en su Italia natal: Non piove mai, en la que encarnará al inspector Martini, no sabemos si seco o dulce, en un drama-crimen, y en su país natal. Juega en casa, pero esta vez con su lengua materna.

Siguiendo la tradición humanista procedente de su tierra, está inmerso en todas las artes. Para emprender sus proyectos personales, se hizo productor “por exigencias del guión”. Está volcado en El Experimento: descubriendo la Puerta del Ángel, un corto documental sobre la regeneración de barrios periféricos de las grandes ciudades amenazados por la gentrificación. Su segundo proyecto, con Karmelo Vivanco, de Baleuko, es la película El doble más quince, protagonizado por Maribel Verdú y dirigido por Mikel Rueda.

Carlo lleva más de 200 premios a nivel nacional e internacional a sus espaldas. Entre ellos se encuentran los recibidos por Tabib, cortometraje escrito y dirigido por él mismo y que nos muestra la historia del último pediatra de Alepo, Siria. Fue galardonado en los premios Nastri D’argento y nominado en los Premios Forqué, entre otros. Tras formar parte del equipo de El Deseo (Pedro Almodóvar) y de Alta Producción (Alta Films), en 2004 Carlo D’Ursi crea su propia empresa productora española,

Potenza Producciones, y su delegación italiana, Carlo D’Ursi Produzioni. Como actor le hemos visto en La punta del iceberg, Allí Abajo y La Peste, entre otras. Carlo se siente orgulloso de su vida polifacética y de hacer del cine su medio y modo de vida. Tras todas estas novedades como actor y productor, D’Ursi nos dedica esta entrevista para conocerle un poco más y para que nos desvele qué trama y en qué está inmerso.

Le hemos visto en la serie Sabuesos, la nueva apuesta familiar de TVE. Háblenos de su personaje, ¿dominó finalmente el lenguaje canino?
¡Guau, Guau! El lenguaje canino ya lo domino perfectamente, habrá que ver si Max (el perro protagonista) me entendió. Por lo que he visto en la pantalla parece que sí.

Lo que puedo decirte es que trabajar con animales es único y algo complicado, por qué no decirlo. Pero los perros son mi pasión y me lo pasé muy bien con Max. Me encantó participar en una comedia y además con un gran comediante como Salva Reina. Mi personaje trabaja en un circo y llega para complicarle la vida a los protagonistas, organizando una trama delictiva que Max deberá resolver.

Lleva mucho haciendo cine y ahora está inmerso en la próxima apuesta televisiva de TVE 1, Hospital Valle Norte ¿Cómo ha sido retomar el contacto con la televisión? Háblenos hasta donde pueda de su personaje.

Hacer televisión, más aún si es para una cadena nacional, es bastante aterrador, puesto que la exposición es máxima. A la par es una gran ocasión de darse a conocer fuera de los círculos cinematográficos. Disfruto mucho de la inmediatez de la tele. Además, me brinda la posibilidad de conocer a muchos compañeros y compañeras de profesión, puesto que la cantidad de personajes que hay en una serie es elevado. Y siempre que vuelvo de un rodaje de tele conozco a más talentos y reflexiono

UN POCO MÁS DE ...

CARLO D’URSI

sobre el enorme patrimonio de profesionales que tenemos en España. De mi personaje por contrato no puedo contar ni el nombre, pero sí que puedo decirte que aporta a la trama un punto de vista nuevo sobre el concepto de familia. ¿quién dijo que solo se pueden tener una mama y un papá? Al mismo tiempo está a punto de ir a Italia para rodar el primer largometraje Non piove mai de Marco Bocci, el protagonista de la serie Romanzo Criminale, que ha llegado hasta España de la mano de Movistar Plus. ¿Es una vuelta a sus orígenes?

Desde que vine a España, me dediqué al cien por cien a desarrollar mi carrera. Ese casting ha sido una serie de causalidades y casualidades que finalmente han llevado a que terminará siendo Francesco Martini, un inspector de policía con un pasado oscuro, que encontrará en el personaje protagonista su misión para redimirse.

Comparto cartel con Libero di Rienzo, ganador del David (el Goya italiano) a mejor actor. Y sí, volveré a actuar en italiano.

La estela de Jefe sigue imparable. Este verano ha sido seleccionado en varios festivales de cine. Las risas combinadas con reflexión y mensaje, ¿puede ser un cocktail que mueve conciencias? ¿En qué participa en eso su personaje y qué ha aprendido interpretándolo?

Gómez es un villano con piel de cordero, un hombre que ha aguantado mucho de su Jefe y, llegado un momento dado, decide tomarse su propia venganza. A lo largo de la película muda de piel de una manera muy radical. Esto ha sido lo más emocionante y lo más complejo de este papel. Está moviendo los hilos de toda la empresa detrás de Luis Callejo, jugando al despiste con una actitud pasiva. Pero cuando se revela, toda su rabia y frustración sale a la luz. Más que enseñarme, me ha confirmado que los papeles de “malo” son los más divertidos, y que ojalá vengan muchos más así. Además, ha sido el primer proyecto en el que mi personaje era totalmente español, así que me despojé completamente de mi acento italiano, algo muycurioso al oírme en la película.

Hace apenas unos meses que se estrenó Jefe en España y ya ha viajado por Estonia y en estos momentos está en Portugal… ¿Qué público se ha visto más identificado con esta comedia?

Jefe es una comedia para revindicar el derecho de todo ser humano a odiar a su Jefe, al menos un poquito. Porque todo el mundo tiene un jefe, hasta los jefes máximo tienen a alguien que le pisa los talones. Y además es una comedia sobre las segundas oportunidades, por lo que la aceptación ha sido generalizada.

Hemos tenido una respuesta estupenda, tanto de parte de los críticos como del público. Estoy muy satisfecho. En cuanto a la distribución internacional de la película, todo apunta a que este “tour” seguirá vivomucho tiempo.

Ya los medios han hablado de su magnífica actuación en esta película. Creo que está todo dicho. Los medios han destacado la actuación de todo el reparto de la película. Antes que nada, quiero dar las gracias a todos los periodistas y críticos por su apoyo. He tenido unos compañeros estupendos, y en especial tengo que dar las gracias a Luis Callejo con el que he trabajado en el 90% de mis escenas, que es una
bestia parda de la interpretación y me ha enseñado mucho durante el rodaje. Hasta encontrar la mirada de un compañero, no existo como personaje. Y Luis tiene una mirada muy potente, llena de verdad.

Tras su larga trayectoria como actor y habiendo interpretado drama y comedia, ¿Cuáles son las herramientas que no deben faltar a la hora de enfrentarse a estos dos géneros?

La verdad es probablemente el único elemento fundamental a la hora de interpretar cualquier papel. Además de ello mucha disciplina, honestidad contigo mismo y con los compañeros, trabajo, seriedad y mucha, mucha pasión.

“Actor por vocación y productor por exigencias del guión”. Explíquese…

El actor nació cuando todavía era un niño. Un taller de teatro, un amor infantil entre bambalinas con un Romeo y Julieta, y de allí todo se aceleró. Llegó la tele y luego ese proyecto Erasmus que me trajo a España, del que nunca regresé. El productor llegó ya con 25 años, cuando quise emprender proyectos personales y de carácter social o solidario en la mayoría de las veces. Llegué a España en un gran momento, y el país me brindó unas posibilidades que jamás podré suficientemente agradecer.

Ser actor y además productor con vocación social es todo menos dicotómico. Además estar en los dos frentes reduce drásticamente el nivel de vanidad, que es un componente de peso en el trabajo de actor, para qué engañarse, al conocer los entresijos del mercado y entender cual es el lugar de cada uno.

Vuelve al mundo de la producción, algo que se ha ido formando de un modo natural dentro de su carrera actoral, con dos proyectos nuevos. Uno con Karmelo Vivanco, de Baleuko, en la película El doble más quince, protagonizado por Maribel Verdú y dirigido por Mikel Rueda.

¿Qué podemos esperar de esta cinta?

¿Qué es lo que le movió a embarcarse en este proyecto?

El doble más quince es una película única, personal, profundamente feminista por naturaleza y no por oportunismo, que revindica el amor en todas sus formas. Mikel Rueda es, bajo mi punto de vista, el Luca Guadagnino español, de allí mi admiración y mi deseo de colaborar en este proyecto. Estoy seguro que para el segundo semestre de 2019, cuando la película se estrenará, dará mucho que hablar.

Y el segundo, tras el éxito de Tabib, que sigue dando tantas alegrías, a nivel de nominaciones y premios, se embarca en otro cortometraje, El Experimento: descubriendo la Puerta del Ángel. Un corto documental sobre la regeneración de barrios periféricos amenazados por la gentrificación en las grandes urbes.

Háblenos un poco de la trama en la que gira. ¿Cómo se ha llevado a cabo el rodaje? ¿Qué pretende demostrar?
El experimento responde a la exigencia de contar como nuestras ciudades se están trasformando, a veces a mejor, a veces a peor, bajo la presión de la gentrificación.

Es un documental alegre, lleno de vida, pues documenta el magnífico trabajo que han hecho los habitantes del barrio de Puerta del Ángel de Madrid, para crear una comunidad real entre sus vecinos. El rodaje empezó en el mes de marzo y culminó en junio en las fiestas del barrio, donde todo el trabajo del colectivo de vecinos culminó en un evento inclusivo que desvelaremos en el estreno, que será presumiblemente el próximo mes de marzo durante la Semana del Cortometraje de Madrid.

Tanto Tabib como El Experimento, se empapan de una realidad social sin tapujos, ¿Qué es lo que le lleva a Carlo D’Ursi a implicarse en la denuncia social?
¿Qué han significado para usted ambos cortometrajes?

Antes que nada, detrás de ambos hay una apuesta artística y de experimentación cinematográfica. Ambos cortos no nacieron por una decisión racional de hacer algo “social”. Encontramos estas historias, o estas historias nos encontraron, y decidimos contarlas. A partir de allí el mensaje caló en el público y Tabib se convirtió en un elemento de sensibilización en contra de los ataques a personal médico en conflicto.

Pese a lo que se suele cree, los cortometrajes tienen una enorme distribución y son vistos por miles de personas, gracias a los festivales que hay por todo el mundo, y en especial en España. Los cortometrajes tienen la capacidad de poner el foco sobre problemáticas sociales destacables con mensajes breves, de impacto, y que permiten que el mensaje llegue intacto al espectador. En un mundo ultra rápido, los cortometrajes son un excelente instrumento de sensibilización. Ambos cortos representan para mí un balón de oxígeno anímico y un gran orgullo.

DIEZ PREGUNTAS A ...

CARLO D’URSI
Un papel para interpretar: Ricardo III y Torrente.
Una película: La mujer fantástica, Ahora me ves, Titanic, Ida, Call me by your name, Perfectos desconocidos(versión italiana seguida y española), veo una media de 5 películas a la semana… Mi respuesta podría serdistinta cada lunes.
Mis primer proyecto como productor se lo debo a …. Un productor portugués que me dio la primera opciónde entrar en un proyecto internacional.

Y mis primeros nervios en la profesión …. A Pedro Almodóvar. Cuando empecé mi recorrido profesional en la producción fue en El Deseo. Cuando me presentaron a Pedro, me reuní con él para hablar de la publicación italiana del libro “Fuego en las entrañas”. Me estaba dictando algo pero me quedé embobado mirándole hasta que Pedro me despertó de la ensoñación.

La mayor satisfacción que me ha dado “Tabib” Tabib se proyectó en Septiembre en la Sede de Naciones Unidas de la mano del Ministerio de Asuntos Exteriores, durante el turno de palabra de España, que ha promovido la resolución 2286 en contra de los ataques a médicos y personal sanitario en conflicto. Gracias a ello el comité internacional Cruz Roja decidió hacer de Tabib el estandarte de su campaña #healthcareindanger.

Todo ello contribuyó sin duda a conseguir la nominación a los Premios Forqué, que ha sido la guinda.

Qué cualidad resaltarías de ti en los diversos aspectos como Actor, Director y Productor. Creo que mi
mejor cualidad en todos los aspectos es saber donde estoy, cuáles son mis deberes y cuál es el papel dentrodel ecosistema que representa un set cinematográfico (o televisivo).
¿Producción nacional o internacional? Europea.
¿Cómo se le seduce a Carlo D’Ursi, por la vía del director, del productor o del actor? Se le seduce porel actor, se le fascina por el director y se le convence por el productor.
Fuera de escena ¿Doctor Jekyll o Mister Hyde? En escena suelo ser Jekyll, siempre he sido villano y estoyen paz con ello. En casa soy un calzonazos, no mando ni el microondas.

Redacción primacía