Editorial Octubre 2018 Jesús Pérez Marqués

Jesús Pérez Marqués

Editorial Septiembre 2018

Mañana, si mañana  es cuando sale la nueva editorial de primacía, pero claro para ti será hoy cuando la leas, eso quiere decir que ayer, ahora en este momento he tomado la decisión del compromiso como norma para escribir sobre lo que ayer hubiese escrito, o lo que mañana a última hora tendría que haber escrito si no hubiese tomado la decisión de hacerlo en este momento.

Una cosa tan sencilla y a la vez tan complicada porque así como va pasando el mes, los diferentes acontecimientos  desvían su atención a la hora de querer exponer la actualidad, aunque la actualidad hace tiempo que se repite y por lo tanto debería entrar en el juego de repetir o huir de los espacios que nos tienen acostumbrados.

A la hora de escribir me cuesta el interpretar los lenguajes que de forma inconsciente aparecen para realzar los compromisos adquiridos y a la vez alejados por despecho.

La malformación de las palabras me hace dudar sobre la forma y el  por qué hablar con el mismo lenguaje y con la misma forma donde lo sencillo se convierte en falso o vulgar por su asiduidad en los contenidos que ya hemos dejado de creer, astucia sobre las astucias, para hacer caso omiso a cualquier información por muy importante y seria que pueda ser.

Una vez exprimido el limón y la naranja  siempre podemos hacer un buen refresco para este Otoño, que por cierto siempre el mes de Octubre me ha traído alegrías en diferentes periodos y como dice  la canción (Cuando menos piensas sale el sol)

Me consta que en estos momentos la mayoría deseamos que salga para todos, aunque sean unos pocos los que se beneficien de él y nos arrastren continuamente a la confusión del lado que nos ira mejor tomarlo para salir más bronceados y no más quemados.

Camino de la esperanza los rumores dicen que ya hemos llegado al fondo, rumores dicen que el fondo está por llegar…

Y yo entre el desconsuelo y las dudas me subo a un sueño y me dejo llevar, quien sabe si el mismo sueño es ya la salida al no permanecer en la estancia.

Tal vez y durante todo el trascurso de estos días haya sido los espacios que deseamos para mañana los que más nos beneficien dentro de las pocas salidas que nos dan y por ello en el fondo ayer hoy o mañana lo que verdaderamente quería exponer es simplemente que lo que ha sido y es, ya lo sabes y eso no  beneficia en nada si se permanece y no se crea la ilusión de nuestra propia voluntad hacia lo que deseamos o queremos como realidad o salida.

Puede parecer un lenguaje complicado pero a su vez tan sencillo y practico si lo supiésemos aplicar, el después sería parte del presente ahuyentando la continua provocación, sencillo en la práctica o en los consejos ajenos y complicado y obsceno desde la necesidad.

En los excesos siempre se debe de dejar una salida,  sin salida es impredecible lo que puede suceder…  La reflexión es necesaria desde cualquier posición o autocontrol que se pueda creer poseer. El mañana  el día a día que precede al de hoy,  sin apenas darnos cuenta todo pasa y sobre pasa nuestra propio entendimiento de la realidad.

Jesús Pérez Marqués