El Refugio del Burrito continúa luchando para mejorar las condiciones y bienestar de los burro-taxis de Mijas

burro taxi mijas

El Refugio del Burrito continúa luchando para mejorar las condiciones y bienestar de los burro-taxis de Mijas

Desde que la organización puso sus cimientos en España, en el 2003, El Refugio del Burrito estableció como una de sus prioridades mejorar las condiciones de los burros de Mijas. En aquel entonces, ya se empezaron a hacer revisiones de salud a todos los animales e incluso proporcionaban algunos tratamientos veterinarios gratuitos como recorte de cascos o cuidados dentales, asi como a ofrecer hacerse cargo de aquellos animales que no eran aptos para trabajar por edad o enfermedad.

Acuerdo firmado ayuntamiento mijas

Posteriormente, en el 2013 la asociación firmó un acuerdo con el Ayuntamiento de Mijas, el cual incluía un Código de Buenas Prácticas para los arrieros y dónde se le concedía a la organización permiso explicito para que sus  veterinarios pudieran hacer revisiones periódicas de salud burro por burro, así como inspeccionar los establos donde duermen. En este momento estamos revisando las ordenanzas municipales, junto con la concejalía de Transportes, para incorporar el código de buenas prácticas a estas ordenanzas.

La ONG es ofrece gratuitamente cursos de cuidados básicos y manejo a los propietarios de los mismos. Esta formación se ha hecho extensible al personal del ayuntamiento de Mijas y la Policía local

Otras de las acciones que se han llevan a cabo por parte de la ONG es ofrecer gratuitamente cursos de cuidados básicos y manejo a los propietarios de los mismos. Esta formación se ha hecho extensible al personal del ayuntamiento de Mijas y la Policía local, a los que además se les ha impartido un módulo especial en legislación concreta sobre équidos y protección animal, que posteriormente pueda ser aplicada a los burros de dicha localidad. También se han colocado carteles informativos en la parada del burro-taxi con información relevante para los turistas, como el peso máximo que puede soportar el animal.

Constantemente la asociación pide la participación ciudadana para mejorar las condiciones de estos animales. Con ánimo de velar por el bienestar de los burros, el Refugio tiene un teléfono de denuncia 24 horas donde cualquier viandante puede denunciar el trato abusivo o problemas de bienestar.  Además desde la ONG piden a los ciudadanos que les hagan llegar sus quejas, no solo a ellos, sino también directamente a la concejalía de Transporte y Movilidad del Ayuntamiento de Mijas, para que el departamento responsable tome medidas de prevención.

en la parada se han instalado separaciones para que los burros puedan estar atados con más holgura y tengan más libertad de movimiento, pero esto no ocurre

Una de las principales luchas de la Organización continúa siendo la construcción de los nuevos establosy prados para los burros, donde puedan descansar por la noche con espacio para desarrollar su comportamiento natural y tumbarse a descansar. El hecho de que estén atados permanentemente en los establos, tiene un impacto negativo directo sobre su bienestar.

Es cierto que en la parada se han instalado separaciones para que los burros puedan estar atados con más holgura y tengan más libertad de movimiento, pero esto no ocurre, los burros siguen atados con una cuerda muy corta, y en nuestra opinión, no se está haciendo la labor de vigilancia y control suficiente por las autoridades competentes en cuanto a este asunto.

El Refugio del Burrito, con la esperanza de agilizar el proyecto, incluso ha aportado al ayuntamiento de Mijas  planos a modo de ejemplo de cómo podrían ser las nuevas instalaciones para el descanso de los animales con prados amplios donde desfogarse después del día entero de trabajo, correr o desarrollar su comportamiento natural. Proyecto que tristemente siempre acaba paralizado por uno u otro motivo.

Por supuesto, en el medio- largo plazo la ONG advoca para que el ayuntamiento apueste por actividades más sostenibles, culturales y adecuadas a la era en que vivimos, en línea con el bienestar animal. Dichas actividades podrían ir desde interacciones a experiencias a pie con estos bellos animales, donde se eduque en empatía animal y se explique la evolución e historia de estos burros olvidados, sus cuidados básicos, alimentación y se ofrezcan sesiones de interacción libre y a pie en prados, tal y como ya hacen varios santuarios. De este modo, Mijas podría seguir usando el icono del burro para fomentar su turismo y a las familias que viven de esta actividad seguir conviviendo con tan noble animal como han hecho desde antaño.

Esta idea no es nada descabellada y miembros del ayuntamiento ya han puesto de manifiesto la intención de crear un santuario in-situ para darle la jubilación que merecen a los équidos que son retirados del negocio.

Actualmente la asociación está esperando que la concejala de Transporte y Movilidad, responsable de lo relacionado con los burro taxis, confirme fecha de reunión para impulsar el plan de construcción de los establos y hacerle llegar algunas de las quejas más recientes a la vez que pedirles que tomen medidas para resolverlas. El Refugio del Burrito hace todo lo que puede y nunca dará la espalda a estos animales, pero sin el compromiso y actuación de las autoridades competentes, no se auguran mejoras en el bienestar de los burros.