SUPERLOPEZ CRÍTICA DE CINE POR: ÀNGEL MARTÍNEZ

 

Género:      Comedia

Año:            2018

Duración:    108 minutos

País:            ESPAÑA

Director:     Javier Ruiz Caldera

Guión:        Borja Cobeaga, Diego San José (Cómic: Jan)

Música:       Fernando Velázquez

Fotografía:   Arnau Valls Colomer

Intérpretes:   Dani Rovira,  Alexandra Jiménez,  Julián López,  Pedro Casablanc,  Gracia Olayo, Maribel Verdú,  Nao Albet,  Gonzalo de Castro,  Ferrán Rañé,  Marc Rodríguez, Carlos Zabala,  Josep Maria Alejandre

 

 

CRÍTICA DE CINE POR: ÀNGEL MARTÍNEZ

 

SUPERLOPEZ

Siempre hemos envidiado a los USA, en el concepto de súper héroe. Hemos tenido alguno más discreto que ellos, es el caso de Jan, que hace más de 40 años tuvo la idea de crear a –SúperLópez-, para contentar a un público español, que tenía prohibido casi todo y devoraba comics americanos. Los yanquis bien saben, que el primero de todos fue, -El Zorro-, pero rápido nos tomaron la delantera, no hay color.

No es que SúperLópez, se vaya a ver fuera España, si me apuran, quizás algún país latino-americano, se apiade de nosotros una vez más, y quieran adquirir sus derechos. Lo peor es que el guión, está compuesto por una retahíla de topicazos <made in spain>, que reinciden de manera mecánica, en lo torpes y malos que somos los españoles.

Han elegido a Javier Ruiz Caldera, quien atesora alguna otra joya, del panorama casposillo, de nuestro cine de la piel de toro. Lo recordaremos por la omisible <Spanish Movie>, con título en inglés, de forma tan pretenciosa como fútil, queriéndose mimetizar con las <Scary Movie´s> pero sin conseguirlo, como es normal.

SúperLópez no funciona como película, son meramente una suma de gags, que no despiertan el interés del público, que acude a las salas de cine, casi hipnotizado por una promoción brutal, en todas las cadenas de Mediaset. No se ajusta a ninguna historieta de Jan, han querido improvisar. Cuando veía el tráiler, anunciado incluso en los telediarios, y veía que lo aderezaban con otros papeles más afortunados de su protagonista, Dani Rovira, como son<Ocho Apellidos Vascos>, me dije, malo, malo. Funcionará en taquilla, el marketing, es el marketing.

Volviendo a su protagonista, Dani Rovira, me parece muy bien, que la gente se pluriemplee, pero un monologuista, no es un actor. Que flaco favor se le hace, a las nuevas generaciones, que frustran su empeño y sacrificio, amiguetes “resalaos”.

No se salva de tan maña chapuza, ni Julián López, que  mirarlo ya produce risas. Ni él. Hablando de Maribel Verdú, puf….., siempre igual, no destaca, sólo tiene un registro, una entonación y no convence. No será por experiencia, lleva más de 30 años de carrera cinematográfica. A estas alturas, si no ha mejorado, solo puede ir a peor.

La música, no sé si por criterio del realizador, del productor, o de quien, está descolocada, no viene a cuento, le falta creatividad.

Alexandra Jiménez, aquí como Luisa Lamas, el trasunto de Lois Lane, pues simplemente es Alexandra Jiménez, no es que pinche, es que es así.

Los diálogos, los deben haber escrito al mismo tiempo que rodaban, en plan  Nouvelle Vague, pero si Truffaut viese esto, volvería a meterse en su tumba.

La única alegría, me la llevé cuando miré mi reloj (algo que no hacía desde hace más de 10 años) y vi que le quedaban 10 minutos para el final.

 

Àngel Martinez