TIEMPO DESPUÉS CRÍTICA DE CINE POR: ÀNGEL MARTÍNEZ

TIEMPO DESPUÉS
Género: Comedia
Año: 2018
Duración: 95 minutos
País: ESPAÑA
Director: José Luis Cuerda
Guión: José Luis Cuerda (Novela: José Luis Cuerda)
Música: Lucio Godoy
Fotografía: Pau Esteve Birba
Productora: Coproducción España-Portugal; Estela Films / Pólvora Films / Lanube Películas / El Terrat / Atresmedia Cine
Intérpretes: Blanca Suárez, Roberto Álamo, Arturo Valls, Miguel Rellán, Carlos Areces, Antonio de la Torre, Joaquín Reyes, Raúl Cimas, Berto Romero, Nerea Camacho, Secun De La Rosa, Manolo Solo, Andreu Buenafuente, Gabino Diego, Eva Hache, Miguel Herrán, Iñaki Ardanaz, María Ballesteros, Pepe Ocio, Daniel Pérez Prada, César Sarachu, Javier Bódalo, Estefanía de los Santos, Martín Caparrós, Fernando González, Marcos Zan, María Caballero, Luis Pérezagua, Nacho López

CRÍTICA DE CINE POR: ÀNGEL MARTÍNEZ

TIEMPO DESPUÉS

 

 

Entre la hilaridad y el desconcierto más absoluto, navega en el mar, Tiempo Después. Cabe decir que en esas aguas, José Luis Cuerda se mueve y aletea, como un atún en el Cantábrico, si bien nuestro realizador es un insigne albaceteño, que no ha dejado de ser un enfant terrible, y en el ocaso de su trayectoria (esperemos algunas películas más) mantiene su visión cachonda de la vida, desde la perspectiva de un niño.

Si en Amanece que no es Poco, la locura más burda, que se pueda servir en bandeja de plata, en un manicomio, le funcionó, y considero que fue maravillosa. Cuando la vi en el cine de mi ciudad, me reí cuando quise, animando otras sonrisas involuntarias, sin que abundaran las carcajadas, salvo por las de mi persona, recuerdo que cuando me levanté de la butaca, salí llorando de risa y maravillado. En Tiempo Después, pasará lo mismo, necesita al igual que un buen vino, una maduración en barrica, es este caso en lata de 35mm., o en un disco duro.


La historia transcurre, en el año 9177, más o menos, y José María (Roberto Álamo) se empecina en vender limonada, en el único edificio en pie, que funciona como un castillo feudal, con su rey y todo. Como estamos en España, había que macerar en exceso la historia, con sabor ibérico de bellota. Lo custodian dos guardia civiles rarísimos, no de los que resuelven casos a lo CSI Miami, sino al estilo cómico Manchego

La población está compuesta por hambrientos parados, que quieren luchar por sus derechos, tal vez no hay que esperar 7 milenios, para vivir tan funestas experiencias, vamos cuesta abajo sin frenos, hacia ese declive, y es una oportunidad para que se recree un maestro como Cuerda.
Su actor fetiche, Miguel Rellán, está soberbio como siempre, aliña este reparto coral, donde aparecen entre papeles y cameos más de veinte intérpretes, algunos sobre salen, y otros simplemente salen. Pero funciona como gamberrada.


En realidad no se puede encasillar a José Luís Cuerda, es capaz de pasar del drama de La Lengua de las Mariposas, a la comedia, con la misma maestría que lo hacía Berlanga. Considero que es el más digno sucesor.
Recomiendo mucho el disfrute de Tiempo Después, si no les gusta, valoren las risas que han comprado en la taquilla, mientras se sumergían en las oscuras escalinatas de su cine. Es una película, que o la amas o te cabrea bastante.
Àngel Martinez