La vida esta llena de incógnitas, tan apenas tenemos respuesta al porqué. Jesús Pérez Marqués

Página 15

Extraído del libro el sexto sentido 999

La vida esta llena de incógnitas, tan apenas tenemos respuesta al porqué de tantos acontecimientos que mueven nuestra existencia y nuestra forma de ser hasta el punto determinado que distintas formas den resultados positivos y negativos en la contrariedad de ciencias, creencias, religiones, medicina, psicología... y un sinfín de creencias. Cada uno las aplicamos a nuestro modus vivendis y nuestra forma de ser y ver las cosa, sin apartarnos por supuesto de las que nos imponen según la policía, estado o nos en un sistema concreto determinado y no por ello cambiar nuestro interior y espíritu de creatividad y supervivencia, que el hombre lleva innato en sí mismo.

Y es chocante como un mismo sentir se hace recíproco según las circunstancias y sólo la fuerza de nuestra voluntad y nuestro sentir interior más puro nos puede llevar al resultado que queremos; y que hasta es probable que desconozcamos que existiese en propias desgracias y alegrías manteniendo el equilibrio necesario que nos alienta con ansias de seguir aún sabiendo desde nuestro nacimiento el destino final en esta vida que nos espera.

Y es que fin y principio se dan la mano ya que partiendo de ese cero que nos hace desconocidos a nosotros mismos nos hacemos partícipes y conocedores de ese final que borrará nuestra identidad actual. De ahí que todas las creencias sean válidas y todas las formas tengan un mismo sentido, pese a su distorsión y colores diferentes. Sólo hay una verdad y es la que nuestros sentimientos más profundos nos hacen ver. Depende de nuestra evolución veremos diferentes tonos que abrirán nuestros sentidos, pero siempre será la misma forma que en definitiva se conservará pura o impura dentro de nosotros.

En nosotros está siempre el camino que debemos tomar y nosotros mejor que nadie sabemos lo que guarda nuestro interior. Podemos tener más o menos dudas pero en todo momento sólo nosotros sabemos hasta dónde podemos comprender, asimilar y aceptar el sentido de la vida partiendo como base nuestra propia identidad.

La incógnita, las trabas, los problemas, forman parte de nuestra propia existencia desconocedores en sí, de nuestro propio comportamiento, que las arrastra consigo en la inocencia.

Jesús Pérez Marqués