La Policía Nacional salva la vida a dos personas en sendas acciones humanitarias

 La primera de ellas se produjo la semana pasada en el aeropuerto de Girona-Costa Brava, al atender a un pasajero inglés que sufrió un ataque cardíaco
 La segunda actuación se realizó el pasado mes de agosto a un interno del CIE de Barcelona, que se estaba asfixiando al ingerir un alimento
 En ambas operaciones los policías actuantes hicieron uso de los protocolos de actuación policiales de auxilio a víctimas, que forman parte de su formación específica

19-septiembre-2019.- Agentes de la Policía Nacional han realizado recientemente dos intervenciones de carácter humanitario, logrando
salvar la vida de dos personas que, en un momento determinado, se encontraron en medio de unas situaciones críticas que hicieron temer por
sus vidas seriamente.

El más reciente se produjo el pasado día 10 en el aeropuerto de Girona- Costa Brava cuando, sobre las 9:45 horas se realizaba el control de
pasajeros del vuelo procedente de Manchester. Pocos metros antes de pasar por el filtro, un ciudadano inglés de 74 años se desvaneció cayendo al suelo.

La inspectora, jefa del Puesto Fronterizo de Policía Nacional en el mismo, junto con el policía que la acompañaba le practicaron rápidamente maniobras de recuperación cardio respiratoria, ya que dicho ciudadano no tenía pulso ni respiración. Para ello, combinaron las maniobras manuales y bucales con el desfibrilador externo automático ubicado en los filtros de llegadas, por espacio de veinte minutos, llegando a realizarle cinco descargas hasta que consiguieron reanimarle y ser trasladado por una ambulancia al hospital Josep Trueta de Girona, que se personó en el aeropuerto al cabo de veinte minutos.

Fue trasladado junto con su mujer, donde permanece aún ingresado. También, el pasado día 5 de agosto un policía que realiza servicio habitual en el CIE de la Zona Franca de Barcelona, salvó la vida a un interno de nacionalidad peruana, que se había atragantado con trozos de comida que le bloquearon las vías respiratorias, con evidentes síntomas de asfixia y cayendo sobre la mesa casi desvanecido. Le practicó la maniobra de Heimlich, abrazándolo fuertemente y apretando debajo del esternón, con lo que logró expulsar los trozos de comida causantes de la asfixia que estaba padeciendo, y recuperando la normalidad.

En ambas intervenciones, los policías actuantes hicieron uso de los conocimientos establecidos en los protocolos de actuación policiales en casos de primeros auxilios, que forman parte de sus formación específica.

 

Redacción primacía

https://habitatgesterrassa.wixsite.com/website