Antonio Banderas presentó en Barcelona el musical A Chorus Line, que llegará a la ciudad condal el 21 de febrero

Con gran expectación y tras la obtención de un Goya Antonio Banderas presentó en Barcelona el musical A Chorus Line, que llegará a la ciudad condal el 21 de febrero tras su estreno en Málaga.

A CHORUS LINE, producido y codirigido por Antonio Banderas, y protagonizado en esta ocasión por Pablo Puyol, que encarnará el papel de Zach. La obra permanecerá hasta el 29 de marzo.

El aclamado musical que estuvo en cartel 15 años seguidos en Broadway empieza su andadura en España el 15 de noviembre, con el estreno internacional en el Teatro del Soho CaixaBank de Málaga, donde se representará antes de viajar a Barcelona

Concebido, dirigido y coreografiado por Michael Bennet en 1975, con libreto de James Kirkwood y Nicholas Dante, música de Marvin Hamlisch y canciones de Edward Kleban, y ganador de nueve premios Tony y del Pulitzer, A CHORUS LINE supuso un cambio de paradigma en cuanto a su concepción, pues se inspiró en las experiencias reales de los miembros del reparto original.

El espectáculo es un revival de la producción original de Broadway a cargo de la legendaria Baayork Lee. Coreógrafa y directora, Lee interpretó a uno de los personajes de la producción original, Connie Wong, inspirado en ella misma, y lleva dirigidas más de 35 producciones internacionales del musical, Antonio Banderas codirige y coproduce este espectáculo que cuenta con 38 intérpretes en escena y una gran orquesta en directo, bajo la dirección musical de Arturo Díez-Boscovich.

La historia de A CHORUS LINE se sitúa en un teatro de Broadway a mediados de los años 70. El espectáculo empieza en medio de una audición para una nueva producción musical. El director, Zach, y su asistente, Larry, ponen a prueba a los candidatos, en un teatro vacío y con su escenario desnudo. Diecisiete de ellos disputan la ronda eliminatoria: Mike, Bobby, Sheila, Bebe, Maggie, Kristine, Al, Mark, Connie, Diana, Don, Judy, Richie, Greg, Cassie, Val y Paul. Pero aún queda lo más difícil: Zach busca un coro potente formado por cuatro chicos y cuatro chicas, y antes de tomar la decisión final quiere saber más sobre los candidatos. Así pues, les pide que se presenten y hablen sobre sí mismos. Con cierta reticencia, todos acabarán hablando sobre su pasado. A través de los números musicales iremos conociendo sus sueños y secretos mejor guardados, hasta llegar al número culminante, One, donde las personalidades individuales de los bailarines se fundirán en una identidad nueva y colectiva, la del Coro, constituyendo una compañía que no parece tener fin.

Sònia Figuerola.

Fotos: Gonzalo Mirón.

Redacción primacía