5 Seconds Of Summer muestran su versión más honesta en ‘CALM’

5 Seconds Of Summer muestran su versión más honesta en ‘CALM’

“CALM” es el cuarto disco de la banda australiana 5 Seconds Of Summer (5SOS). Salió a la venta el pasado 27 de marzo y ya es todo un éxito que ha llegado al puesto número 1 en las listas de Reino Unido llegando a superar hasta al ‘Future Nostalgia’ de Dua Lipa.

En su constante ansia de evolución, 5SOS regalan al mundo en esta ocasión un disco con una producción más fuerte y oscura y unas letras más profundas y personales. Otro elemento que destaca son las muchas armonías y voces que componen las canciones, aún dejando destacar a la parte instrumental. La banda explora nuevos terrenos que nadie esperaba pues se alejan de todo su trabajo anterior. Solo algunas canciones de su anterior disco, “Youngblood”, podían presagiar el devenir de “CALM”. Por lo demás, queda muy poco de esa banda que tocaba aquellos “She Looks So Perfect” o “Don’t Stop”. Disfrazan letras que bien podrían ser de una balada con medios tiempos mientras plasman en este álbum su relación con el mundo, ellos mismos y aquellos a los que quieren.El álbum se debate entre la luz y la oscuridad queriendo reflejar el estado mental en el que se encuentran los chicos de 5 Seconds Of Summer, según contaron en una entrevista para Billboard. Así, algunas canciones tienen una ambientación más “oscura” mientras otras traen a la mente colores vivos y neón.

Como primer track del álbum se encuentra “Red Desert”, una favorita de los fans. La canción perfecta para abrir el álbum en la que cantan a su tierra natal, Australia, utilizando el Desierto Rojo como título. Por mucho que ya no vivan allí, siempre será su casa y su refugio.

“No Shame” trata sobre el lado malo de la fama. Es, en cierta parte, una crítica a la sociedad de hoy en día sobre como algunas personas solo viven de conseguir atención a cualquier a precio. Aquí la banda empieza a jugar con sonidos más eclécticos y con los falsetes del vocalista principal, Luke Hemmings.

“Old Me”, su cuarto single, rinde tributo a su yo del pasado y al camino recorrido hasta llegar donde están a la misma vez que se dan las gracias (“Shout out to the old me and everything you showed me. Glad you didn’t listen when the world was trying to slow me”). En resumen, es una canción sobre crecimiento personal y reconocer y aceptar los errores. Utiliza el mismo esquema que ‘No Shame’, un inicio lento que posteriormente rompe y sube el ritmo.

“Easier” fue el primer adelanto que la banda dio del álbum y que anunciaba que ya no eran los mismos 5SOS de antes. Su videoclip de temática más oscura acompaña a su sonido que sigue las mismas líneas. Ambos son la atmósfera perfecta de esta canción que habla sobre una relación tóxica y el debate que estas generan sobre si es quedarse o salir de ahí (“Is it easier to stay? Is it easier to go?”).

“Teeth”, el segundo single, sigue la misma temática de la relación tóxica. Los ritmos de esta canción en parte electrónicos y en parte con una fuerte presencia del bajo, dan una sensación de tensión y cierta agresividad. Estos acompañan perfectamente a la temática y siguen mostrando la evolución musical del grupo. Un dato curioso es que la canción forma parte de la banda sonora de la serie ‘Thirteen Reasons Why’, de Netflix.

“Wildflower” es la última canción que se dio a conocer antes de la salida del disco. Es el perfecto ejemplo del lado luminoso del disco al que se hacía referencia al principio. Con ciertas armonías que recuerdan a Queen, tiene esa vibra de himno que invita a la euforia. A primera escucha no engancha, pero va creciendo conforme te acostumbras a ella.

Otro ejemplo del lado luminoso es “Best Years”, una de las canciones más cercanas a una balada que hay en todo el CD. Cuenta como las personas cambian y como una relación puede ayudar a lograr eso y ser una mejor persona. Regala frases tan tiernas como esta:

“I wanna hold your hair when you drink too much and carry you home when you cannot stand up”.

“Not In The Same Way” narra los inicios caóticos que a veces algunas relaciones pueden llegar a tener. Discusiones que no van a ninguna parte, reproches, etc. De ahí el cliché de querer a alguien pero no “de la misma manera” que lo hace esa otra persona, cosa que algunas veces pasa y con la que muchos se podrán sentir identificados.

“Lover Of Mine” es a lo que antes se ha hecho referencia como balada disfrazada de medio tiempo y el único piano que se oirá en todo el álbum. La canción incluye algunas de las mejores frases del disco como “I know you’re colourblind, I watched the world fall from your eyes”. Fue escrita por Luke Hemmings y su novia, Sierra Deaton. Podría ser una segunda parte de ‘Best Years’ pues trata de lo mismo, la persona por fin deja sus pasado atrás para poder empezar algo nuevo mejor y más sano.

“Thin White Lies” trata sobre ese punto en el que sabes que una relación no está funcionando pero ninguna parte lo admite, así que sigue adelante. Por eso viven esas “mentiras piadosas” que es lo que les permite seguir juntos, aunque al final del día no se reconocen ni en ellos mismos.

“Lonely Heart” habla sobre esa sensación de soledad después de una ruptura más bien trágica. El principio, más acústico, deja paso a un estribillo potente y formado una vez más, por armonías, pero que no deja de resultar sorprende.

“High” es la segunda “balada” del disco y posiblemente una de las más honestas, tanto que, prácticamente podría considerarse una confesión en toda regla. Instrumentalmente es acústica en su totalidad dejando brillar a la letra (“I know I’ll never meet your expectations
but the picture that you paint of me looks better in your mind”). Es un cierre original para un álbum que destaca por una producción más pesada, pero que sin duda es un acierto.

Redaccion.Primacia.