Rosalía Portada Revista Primacía nº 152 Mayo 2020

Rosalía, el gran fenómeno musical

La cantante proveniente de España destacó por su propuesta, brilló en las plataformas digitales y logró éxito con sus presentaciones en vivo."Rosalía, Rosalía, Rosalía". Cerca de 50 millones de resultados en Google con ese nombre.

"Rosalía" en las portadas, en los titulares y en las selecciones musicales de lo mejor de la década en los grandes medios, "Rosalía" en las redes de los famosos, en galas y en listados de premios.Polémicas y debates aparte, lo que está claro es que el flamenco es uno de los estilos más ricos de la cultura nacional, dado que aúna tradición popular, experimentación y, gracias a ciertos artistas, como es el caso de Enrique Morente o nuestra protagonista, Rosalía, un afán por evolucionar, que no siempre ha sido bien visto, pero el tiempo les ha dado la razón. El boom de Rosalía lo empezamos a vivir hace casi dos años con su debut discográfico, ‘Los Ángeles’, disco conjunto con el productor y músico Raül Fernández (Refree), pero su verdadera explosión llegaba a principios del pasado verano con el lanzamiento del single Malamente, un auténtico hit internacional con videoclip a la altura de la canción.

Desde entonces, el ascenso de Rosalía ha sido imparable.Tras este pistoletazo de salida de ‘El mal querer’ llegarían dos singles más, Pienso en tu mirá y Di mi nombre, dos canciones que prometían un viraje más pop, incluso un cierto coqueteo con el trap y el r&b, pero que una vez llegó el disco no solo no terminó de confirmarse, sino que se convirtió en la nueva revolución en sus raíces flamencas. A modo de álbum conceptual, ‘El mal querer’ es el disco que todo amante de la música debe escuchar antes de que acabe el año, seas fan o no de las raíces sonoras de la artista catalana, la calidad e interés del mismo es incontestable. A través de sus once capítulos, o canciones que lo componen, podemos experimentar un viaje sin prejuicios a través de la música pop.

No es el típico álbum pop (entendiendo el pop como música popular, que éste lo es, alcanzando ya unas proporciones globales), la propuesta es rompedora, la producción de El Guincho sobresaliente, y las canciones mayúsculas, extrayendo de ellas un mensaje de empoderamiento femenino tan necesario hoy día. Si queréis otra prueba de ello, ninguna mejor que Bagdad, donde un coro de niños, un samplers y palos flamencos se unen durante tres minutos.

Rosalía provoca una noche histórica para el flamenco en los Grammy 2020

Rosalía se convierte en la primera artista flamenca de la historia en ganar un Grammy, con El Mal Querer, además de protagonizar una actuación en la gala principal.Dos fueron los grandes hitos para la historia del flamenco que Rosalía consiguió en los Grammy 2020, el pasado domingo 26 de enero en Los Ángeles, primer Grammy para un disco flamenco, y la actuación flamenca en la gala principal. Con El Mal Querer, es la primera vez que un disco flamenco recibió un Grammy, en seis décadas de historia de los principales premios de la industria musical global, recibiendo el premio a mejor álbum latino rock, urban o alternativo.Un álbum que ya es referencia internacional, basado en cantes por seguiriya, pregones, fandangos, bulerías, tangos, nana y bulería por soleá, acompañado principalmente de bases electrónicas de El Guincho.

Sucede apenas dos meses después de arrasar en los Latin Grammy, el pasado 14 de noviembre 2019 en Las Vegas, recibiendo cinco galardones. Artistas flamencos como Paco de Lucía, Chocolate, Juan Habichuela, Tomatito, Arcángel y Niña Pastori, entre otros, ya habían recibido previamente premios Latin Grammy con sus trabajos, pero en el caso de los Grammy, reconocimiento que es el hermano mayor de los premios latinos, ha habido que esperar toda la historia de estos galardones, seis décadas, para que con la llegada de Rosalía suceda, por fin, que un disco flamenco sea ganador del principal premio de la industria musical mundial.Recibir el primer Grammy concedido a un artista flamenco no sería el único momento especial de la noche para esta noche.

En el último tramo de la gala principal, en el Staples Center de Los Ángeles, y ante casi 20 millones de espectadores en Estados Unidos a través de CBS, más los millones que veían la gala desde otros países del mundo, Rosalía apareció en el escenario para un showcase flamenco memorable.

Empezó por tangos de Badajoz, recordando los conceptos de intérpretes como Porrina de Badajoz, Juan Cantero, Alejandro Vega o La Kaíta, que se encontraban con tangos de Granada, incluyendo el estribillo de Tía Concha Habichuela. Es el nuevo hit flamenco global titulado Juro Que, con la guitarra flamenca trianera de Joselito Acedo, presente en directo en el escenario. Desde los tangos, la segunda parte del showcase consistió en una coreografía bailada por Rosalía a compás de seguiriya, para desde ahí desplazarse a otro set, llegando una tercera parte en la que su popular deconstrucción de zambra, Malamente, tuvo una nueva versión, donde tanto el soniquete flamenco como el carácter urbano actual ganaron en intensidad desde la versión original. Por otra parte, con cierta influencia flamenca es siempre el trabajo de Alejandro Sanz, que con #ElDisco se llevó el Grammy a mejor álbum latino pop.

Por otro lado, el pianista estadounidense Chick Corea, uno de los músicos de jazz más prestigiosos del mundo, recibió el Grammy a mejor álbum de latin jazz por Antidote, su más reciente disco, que contiene influencias flamencas, principalmente en recuerdo a los encuentros del músico con Paco de Lucía en tiempos pasados. Este disco cuenta con las colaboraciones de Jorge Pardo a los metales, Niño Josele a la guitarra flamenca, y Nino de los Reyes al baile.Este último, bailaor de Boston, realizó una escobilla al final de la interpretación en directo de Armando's Rhumba por parte de Chick Corea y su banda. Esta actuación fue en la gala previa, la Premiere Ceremony, que se realizó en la mañana del mismo domingo en el Microsoft Theater, situado junto al Staples Center donde por la noche se entregaron los premios principales.

Rosalía se convierte en la primera artista flamenca de la historia en ganar un Grammy, con El Mal Querer, además de protagonizar una actuación en la gala principal.Rosalía está en el momento más dulce de su carrera. Con su segundo disco, El Mal Querer, en el mercado, el mundo de la música se ha puesto a sus pies. Y no es para menos. Parece que España tiene por fin en su figura a una súperestrella del pop (de alma flamenca) a nivel mundial. Y no es su única virtud: gracias a ella, el flamenco vuelve a estar en boca de todos y su directo es uno de los más espectaculares del momento. Solo hay que ver su reciente actuación en los MTV EMA para darse cuenta de ello.Con 25 años, de ojos marrones y larga cabellera oscura, Rosalía ha acaparado la mirada de la industria musical con su fusión de flamenco con ritmos urbanos y electrónicos, estilo que recientemente le valió dos Grammy Latinos por su segundo álbum, ‘El mal querer’.

“Mujeres como Pastora Pavón, Missy Elliott, Björk, Beyoncé o Amy Winehouse me han inspirado para hacer lo que hago y estar donde estoy, así que me gustaría que lo que estoy construyendo ahora, luego pueda servir a otras colegas”, añadió.A Rosalía Vila Tobella, su nombre completo y de origen catalán, también defiende los créditos de las mujeres dentro y fuera del estudio de grabación para que tengan siempre el mismo valor que los de los hombres. “Ni más ni menos”.“Intento cuidar todos los detalles de mi propuesta, no sólo de la música, también otros aspectos que a veces hacen que tu música pueda llegar más fácilmente a un público que no sería precisamente el tuyo”, señaló.Aún emocionada por los dos gramófonos dorados que se acreditó recientemente, incluido el de mejor canción alternativa por ‘Malamente’, Rosalía alcanzó el Disco de Oro en Estados Unidos por las ventas de ‘El mal querer’.

Pero ahora, esta joven se ha fijado como nueva meta conquistar al mercado latinoamericano con su flamenco pop.Todas sus creaciones se mantienen fieles a la combinación urbana y flamenca que la cantante siempre ha defendido delante del micro y hasta en los tablaos. Se trata de una apuesta que Rosalía, a pesar de la polémica que suscita, se encarga de resaltar y defender en todos sus temas, también en su De aquí no sales.La de Malamente ha dejado sumido en un silencio sepulcral a todos los invitados a los galardones, al tomar protagonismo sobre un escenario a oscuro con tintes rojos, en el que El Guincho y un coro digno de ópera, el Cor Jove de l'Orfeó Catalá, le guardaban la espalda a la catalana.

Como si de una especie de aparición celestial se tratase, la cantaora era iluminada, mostrando un look rojo, a juego con la puesta en escena, y transparente, completamente opuesto a lo que habíamos visto sobre la alfombra roja (a excepción de sus uñas). Y entonces, ha comenzado a cantar.Estos premios cierran la etapa estival y dan comienzo al último tercio del año, que suele estar cargado de novedades musicales y nominaciones a otros galardones. En una noche con tantos artistas por metro cuadrado, hubo tiempo para actuaciones estelares, discursos reivindicativos y momentos que ya se han convertido en icónicos.Todo apuntaba a que esa podría ser la noche de Rosalía.

Rosalía continúa confirmándose como gran estrella global, ganando cinco Latin Grammy en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas.Con dos ordenadores y una tarjeta de sonido en un piso, afirmó Rosalía al recordar cómo hizo con El Guincho el álbum El Mal Querer, al recoger el último y principal premio de la noche, Álbum del Año, categoría a la que también aspiraban #ElDisco de Alejandro Sanz, Paraíso Road Gand de Rubén Blades y Vida de Luis Fonsi, entre otros. Es la segunda vez que un disco flamenco gana el Álbum del Año en los Latin Grammy, después de Canción Andaluza de Paco de Lucía en el año 2014.

Alejandro Sanz y Juanes son quienes más veces han ganado este premio, en tres ediciones cada uno.Pregones, tangos, fandangos, bulerías, seguiriyas y zambras son algunos de los cantes flamencos que se encuentran con la música urbana más actual en El Mal Querer, editado el 31 de octubre del pasado año, proyecto con el que Rosalía ya ha recorrido con gran éxito casi todo el planeta.Rosalía es la principal triunfadora en el vigésimo aniversario de los Latin Grammy, ganando también los premios a Mejor Canción Urbana por Con Altura junto a J Balvin y El Guincho, y volviendo a El Mal Querer, los premios a Mejor Álbum Vocal Pop Contemporáneo, Mejor Empaque y Mejor Ingeniería de Grabación, siendo de este último responsables El Guincho y Brian Hernández como ingenieros, Jaycen Joshua a las mezclas, y Chris Athens en la masterización. Durante la gala, en la que Rosalía realizó una espectacular actuación con A Palé y su Kawasaki por seguiriya, y Con Altura con Camarón en la guantera, la artista pudo ser vista durante casi todo el evento junto a El Guincho, Daikyri y Rebeca León, CEO de Lionfish Entertainment.

En paralelo, durante la misma noche, Rosalía participó a través de un vídeo en la gala de los Ondas, que se celebraba en el Teatre del Liceu de Barcelona, para recibir el Ondas 2019 a Fenómeno Musical del Año.Son 183 los países en los que se emitía la tradicional gala europea anual de premios de la MTV, el equivalente europeo a los VMA que se realizan cada año en Estados Unidos. A través de los canales locales de MTV en cada país, o cediendo los derechos de emisión a otros canales en países donde no existe filial de la corporación mediática, pudo verse la gala en la noche del domingo 3 de noviembre.

En esta ocasión, se realizó desde el recinto FIBES de Sevilla, siendo dos las actuaciones que mayor repercusión están teniendo. Por una parte, el estreno absoluto de Don't Start Now, nuevo single de Dua Lipa, y por otra parte, la fiesta flamenca organizada por Rosalía, la artista flamenca más global del momento, que además se llevó uno de los premios de la noche, el de Mejor Colaboración junto a El Guincho, que estaba presente en la gala, y J Balvin.“El Mal Querer es mi trabajo de final de carrera. Me ha llevado dos años desarrollarlo. Una de los motivos que me impulsó es que me niego a creer que sólo exista una forma de hacer flamenco.

El Mal Querer es mi forma de entender lo flamenco aquí y ahora.”Es el segundo disco de estudio de la joven artista de Barcelona y ha sido compuesto por Rosalía junto varios colaboradores y producido por ella misma y Pablo Díaz-Reixa (El Guincho).El Mal Querer, estructurado de forma capitular, narra la historia de un “amor tóxico” y las diferentes etapas, de luces y sombras, que atraviesa el personaje protagonista. Un álbum con la voz como elemento principal que, mezclado con los sonidos primarios de las palmas o pitos flamencos junto a los recursos de la electrónica y el “sampleo”, le han permitido a Rosalía contar la historia de El Mal Querer desde un lenguaje personal.

“Hay Haikus que me recuerdan a una quinteta de seguiriya y eso me hace pensar que a aquellos que estén en la otra punta del mundo probablemente les hayan roto el corazón igual que me lo han podido romper a mí. Por eso El Mal Querer es universal”Tanto la portada como las imágenes creadas para cada uno de los capítulos han sido creados por el artista, fotógrafo y director de arte hispano-croata, Filip Custic. Filip ha conseguido explicar la simbología emocional de cada uno de los capítulos de El Mal Querer desde un código visual propio.A finales del pasado mes de mayo, Rosalía lanzó “Malamente (Cap.1:Augurio)”. Una canción que acumula más de 50 millones de streams (audio y video) y ya es doble PLATINO en España. En el mes de julio, lanzó “Pienso En Tu Mirá (Cap.3: Celos)”, que cuenta ya con más de 35 millones de streams en las principales plataformas de streaming y es disco de platino en España. El 30 de Octubre, tan sólo dos días antes del lanzamiento del álbum, Rosalía, descubrió otra de las “cartas” del disco; “Di Mi Nombre (Cap.8: Extásis)”, con un espectacular videoclip dirigido por Henry Scholfield (Dua Lipa, AlunaGeorge), rodado el pasado mes de septiembre en Los Angeles, durante la gira de Rosalía en Estados unidos.

“Para mí, producir significa tomar decisiones y no me arrepiento de ninguna de las que he tomado en este disco”Tan sólo han pasado dos años desde la publicación de Los Ángeles, su primer disco. Un poco más desde aquella colaboración con C Tangana... Pero parece que eso fue hace un siglo. Todo lo que está sucediendo al hilo de El mal querer es tan deslumbrante que todo tiempo pasado se adivina lejano. De Rosalía sabíamos que tenía una voz plagada de pliegues, personalidad y jondura. Advertíamos su capacidad para relacionarse con colaboradores interesantes (Raül Fernández) y su facilidad para subvertir las bases del flamenco demostrando a la vez audacia y amor por el género. Todo ello queda no reforzado, sino multiplicado por mil en una nueva obra trascendental e importante.

El disco, concebido junto a Pablo Diaz-Reixa (productor y músico bajo el nombre de El Guincho), cuenta la historia de un amor tóxico a través de once capítulos que narran esa relación. Comienza en el augurio (Malamente) y termina en poder (A ningún hombre).Por el camino, Boda, Celos, Disputa, Lamento, Clausura, Liturgia, Éxtasis, Concepción y Cordura. Primera conclusión: es un disco flamenco, muy flamenco. Heterodoxo, rupturista, moderno... pero profundamente jondo. Tras Malamente, canción ya conocida y que utiliza con maestría las voces (tra tra, mu mal mu mal mu mal) para conformar uno de los estribillos del año, llega Que no salga la luna. Esto es otra cosa: un sample de guitarra española sobre el que se acuestan palmas -omnipresentes en el álbum- y cánticos masculinos y femeninos. Rosalía se atreve hasta a recitar ("A ver a ver, enséñame ese. Madre mía, qué guapo").

El tercer capítulo es otro de los adelantos, Pienso en tu mirá, quizá la pieza más pop del conjunto, con un órgano como base, cajón flamenco y percusión minimalista y una melodía que podría ser de Mecano (es un halago). De aquí no sales vuelve a utilizar un loop como cimiento de la canción. La producción de Diaz-Reixa vuelve a lucir -en general, es una maravilla- con sonidos de motocicleta y derrapes para acompañar la garganta de Rosalía, epicentro absoluto de todo. Siempre hay aire entre las pistas, nada resulta cargante. Una sección de cuerda llenan Reniego, de aire clásico, el momento de mayor lucimiento vocal, recordando al trabajo de Rocío Márquez ("Con él reniego de mi sino", canta en el coro del tema).Bagdad llega tras el interludio del disco (Preso).El juego vocal del estribillo, en el registro más agudo de Rosalía, es uno de los momentos de máxima belleza del elepé. Cuando se tiene una voz como la suya, ¿para qué más?

Por momentos parece una canción de The Dirty Projectors en clave flamenca, una maravilla. Di mi nombre funciona, pero ofrece una cierta sensación de déjà vu con otras partes de El mal querer. El uso de autotune le da una sensación de zeitgeist musical actual, aunque es un recurso ya un poco visto. Más interesante es Nana, otra vez con las cuerdas vocales de Rosalía como protagonistas. Varias capas conforman un todo casi ambiental que arropa la voz principal, en el centro total de la mezcla. Una interpretación limpia y llena de emoción.El mal querer acaba por todo lo alto: Maldición utiliza un sintetizador (no estaría fuera de lugar en un disco de Portishead o Radiohead) sobre el que se asienta la melodía principal. De pronto, un exabrupto ruidista que da paso a cambio de escena musical. A ningún hombre cierra la obra a cappela, con la frase definitiva que resume todo este tour de force romántico: "Voy a tatuarme en la piel tu inicial/ Porque es la mía/Para acordarme para siempre/ de lo que me hiciste un día".

Se podría pedir todavía más ambición y variedad, que explorara otra temática lírica, tiempo habrá para ello. De momento, Rosalía es un mundo aparte.Quién quiera que escriba la historia musical del año 2017 no podrá omitir la fulgurante irrupción de Rosalía. Se recuerdan pocos debuts discográficos que hayan despertado tan inmediata expectación como el suyo, ‘Los Ángeles’. Abarrota teatros y auditorios. Desborda previsiones cuando actúa en tal o cuál festival. Con 24 años tanto los medios culturales como los de tendencias le dedican portadas y extensos reportajes. Parece que todo haya pasado de la noche a la mañana, sin embargo, no es ninguna recién llegada a los escenarios. Canta desde que tiene uso de razón y el flamenco forma parte de su vida desde la más temprana adolescencia.Cuando hace unos años nada menos que Pepe Habichuela la escuchó un día cantar, destacó que lo hacía como los viejos. Y lo mejor de todo es que, al mismo tiempo, parece también una niña. De voz prodigiosa y virginal. De las llamadas ‘voces laínas’, que tras décadas relegadas viven un nuevo esplendor generacional este siglo XXI. Aguda y dulce, pero con mordiente. Y de tal velocidad vocal que al engarzar las notas en melismas parece dibujarlas en el aire.

Sorprende también sobremanera el hecho de que ‘Los Ángeles’, el controvertido disco que ha prendido la mecha, sea una obra sobria y sin concesiones. Inmemoriales cantes flamencos únicamente respaldados por la insólita guitarra de Raül Fernández ‘Refree’. A palo seco. Un trabajo conceptual nacido de la muerte como leitmotiv y completado, a modo de single epílogo, con un clásico de Enrique Morente revisitado y consiguiente videoclip rodado en el cementerio del pueblo en que Rosalía nació y creció, San Esteve Sesrovires; pocos kilómetros al sur de la ciudad de Barcelona.Su estreno casi le pilló a muchos kilómetros más, con un océano de por medio. En Las Vegas, donde participó en la ceremonia de los últimos Latin Grammy como única nominada española en la categoría de Mejor Nuevo Artista.

Allí cantó además, acompañada solo por una sección de cuerda, en la gala especial dedicada a Alejandro Sanz su canción ‘Cuando nadie me ve’. Igual recordaría esos años en que apenas nadie parecía verla a ella, cuando cantaba en garitos y pequeños clubs. Y también en espectáculos sinfónicos o teatrales como casi anónima parte del elenco. De La Fura dels Baus, en Singapore River Festival, a tantas otras funciones de carácter literario, coreográfico o cinematográfico; con autores clásicos de la talla de Enric Palomar o guitarristas flamencos como Juan Gómez ‘Chicuelo’.El año anterior a su aclamado debut en solitario, dos circunstancias a priori antitéticas ponían a Rosalía definitivamente en el mapa. Por un lado el guitarrista Alfredo Lagos le lleva consigo a dos citas de incomparable solera jonda: el Festival de Jerez y la Bienal de Sevilla, donde no pasa inadvertida. Por otro, el rapero C. Tangana le propone una colaboración convertida en inmediato hito viral: juntos componen e interpretan ‘Antes de morirme’, marcando un antes y un después de la música urbana patria.La voz de ‘Los Ángeles’. Y mucho más. Rosalía está llamada a convertirse en icono de nuestro más exportable imaginario musical. La joven cantaora cuyo magnetismo escénico embelesa en los principales festivales de música alternativa sin dejar de prodigarse en ámbitos puramente flamencos, en los que últimamente a menudo también le acompaña el guitarrista trianero Joselito Acedo.

Aunque prime el instinto a cualquier cosa, Rosalía ha cincelado su técnica paso a paso; y justo en plena vorágine de actuaciones ultimaba su licenciatura en Estudios Superiores de Música. Aunque no suela hacer gala de ello, toca varios instrumentos. Aunque se haya dado a conocer reinventando la tradición, es también una compositora nata y participa en todos los aspectos de la producción. Con Refree trabajó el sonido de ‘Los Ángeles’ mano a mano desde el minuto cero. Y su aclamada gira juntos llega estos meses al clímax final.

Tras dejar al público boquiabierto en festivales como el Primavera Sound, el Vida, La Mar de Músicas o el Festival de Jazz de Montreal. Tras actuar también en países como Alemania o Suiza. Tras dos citas casi consecutivas en el Circo Price de Madrid a primeros de 2018, se despiden de nuestros escenarios el 1 de marzo, en el Palau de la Música de Barcelona. Y como broche, acto seguido actuarán en Miami y en el Flamenco Festival de Nueva York."Bagdad, uno de los temas del disco del año, 'El Mal Querer', ya tiene videoclip. Rosalía muestra un look muy diferente en una historia de lágrimas y dolor.La cantante Rosalía asegura que de su madre aprendió que debía ser siempre una mujer fuerte e independiente, empoderamiento que ahora la joven estrella española quiere usar para visibilizar la labor femenina en la industria de la música.

“Yo no sé si soy feminista, depende de lo que entiendas por el término, pero siempre reivindico la imagen de una mujer poderosa ante todo”, dijo la artista a la AFP, en una entrevista realizada en Ciudad de México.La catalana forma parte del elenco de las próximas ediciones del Festival Lollapalooza Chile y Argentina, a realizarse en marzo próximo, donde compartirá escenario con uno de sus ídolos, el rapero estadounidense Kendrick Lamar, además de otros reconocidos músicos como Lenny Kravitz y Twenty One Pilots. “Me siento muy agradecida de poder viajar con mi música y hacer la música que me gusta” contó emocionada.La lista de admiradores de la fusión flamenca de Rosalía incluye nombres como la cantante Alicia Keys, el CEO de Apple Tim Cook o el realizador Pedro Almodóvar, quien la invitó a a participar en una escena de su nuevo filme, ‘Dolor y gloria’Para Rosalía, la oportunidad de llevar su flamenco urbano, género que conoció a través de la voz de Camarón de la Isla y estudió por años en la Escuela Superior de Música de Cataluña, es “realmente una bendición”. “Siempre pienso en la música de forma generosa, no quiero que se quede en mi círculo”, sostuvo. “No sólo lo hago para ser feliz, no tengo un plan en mi vida más que este: cantar”.

 

.

La artista del momento confirmaba su aparición estelar en la gala de los Goya 2019 y prometía dejar a todo el mundo sin palabras. Y así fue, Rosalía emocionó a todo el público, la cantante se subió al escenario para regalarnos la interpretación más sublime del tema 'Me quedo contigo' de 'Los Chunguitos'. Una canción en la que el gran poderío de su voz y la fuerza que tiene al interpretar se fusionaron para emocionar a todo el público y a los telespectadores. No hubo ni fuegos artificiales, ni una gran coreografía como nos tiene acostumbrados en sus conciertos, la Rosalía mas serena nos regalaba un espectáculo que quedará en la memoria de la gran fiesta del cine español.La catalana entraba al escenario arrasando, sembrando el silencio para dar el paso a su gran voz y el magnífico coro 'Cor Jove del Orfeó Catalá' dirigido por James Rhodes, un pianista que sabe fusionar lo clásico con lo moderno y que, como medio mundo, ha caído rendido a los pies de la gran musa española que ha sabido crear su propio estilo: Rosalía.

Una actuación de tan sólo tres minutos y medio que ha puesto de pie a todo el Palacio de Congresos de Sevilla. Su particular versión de 'Me quedo contigo', tema principal de la película 'Deprisa, Deprisa', de Carlos Saura, ha puesto la piel de la gallina y ha sabido meterse, una vez más, al público en su bolsillo con su espectacular forma de cantar y dar vida a la música.Todos esperábamos que Rosalía sorprendiese con una actuación de la mano de Amaia Romero (lo que aún está por ver) o que lo hiciera a ritmo de alguno de sus recientes éxitos o alguno de sus temas del Mal querer aún no presentados en videoclip. Pero la autora de Pienso en tu mirá ha dejado a todos boquiabiertos al reinterpretar uno de los clásicos del flamenco: Me quedo contigo, de Los Chunguitos.La de Malamente ha dejado sumido en un silencio sepulcral a todos los invitados a los galardones, al tomar protagonismo sobre un escenario a oscuro con tintes rojos, en el que El Guincho y un coro digno de ópera, el Cor Jove de l'Orfeó Catalá, le guardaban la espalda a la catalana. Como si de una especie de aparición celestial se tratase, la cantaora era iluminada, mostrando un look rojo, a juego con la puesta en escena, y transparente, completamente opuesto a lo que habíamos visto sobre la alfombra roja (a excepción de sus uñas). Y entonces, ha comenzado a cantar.Rosalía gana por segundo año consecutivo el Premio RuidoLa industria musical nacional, encabezada por Periodistas Asociados de Música (PAM), celebró la IV edición de Premio Ruido by StubHub: el galardón que reconoce el mejor disco del año el cual recayó sobre Rosalía y “El Mal Querer”.

La artista (que en la edición pasada también logró alzarse con este premio gracias a “Los Ángeles”) no pudo acudir a la gala por encontrarse fuera de España atendiendo otros compromisos profesionales. Pero no quiso perder la ocasión de agradecer, a través de un vídeo, el reconocimiento por parte de la prensa especializada.La gala, que no superó las dos horas, estuvo conducida por el polifacético Igor Paskual (guitarrista de Loquillo, entre otros muchos menesteres), quien demostró que lo de ser un showman y hacer chistes en su justa medida es una garantía de éxito para entretener sin pasarse de listo.

La asociación dedicó la gala a José Manuel Costa, toda una institución del periodismo musical tristemente desaparecido en 2018. Una velada en la que inevitablemente se habló de música, de periodismo y de cómo trabajar en este par de oficios de la manera más digna y gratificante.ROSALÍA homenajea al reggaeton clásico en “Con Altura” junto a J Balvin y El GuinchoRosalía expresa a través de “Con Altura” su pasión personal por el reggaeton clásico, a la vez que comparte en la letra referencias legendarias que enriquecen su propio estilo cargado de fusión, destacando el flamenco (‘Camarón’), la salsa (‘Hector’), el feminismo y el ritmo cubano (‘Guantanamera’) junto al sonido ‘dembow’ del reggaeton. El vídeo ha sido dirigido por Director X. “’Con Altura’ es un homenaje al reggaeton más clásico y original: el reggaeton playero. Cuando era más joven me encantaba escuchar reggaeton y hubiera sido totalmente natural haber hecho una canción como ésta antes, pero no me gusta forzar las cosas. Como músico me he dejado guiar por mi intuición en todo momento. No fue hasta hace unos meses en un estudio en Miami cuando comencé a escribir siguiendo esta dirección: les propuse a mis colaboradores que trabajáramos con un sample de música dominicana que encontré, luego Frank Dukes añadió su propio sample y El Guincho, el beat… y así surgió esta grabación, un ritmo pop barcelonés-estadounidense-latino.

Una vez establecido el ritmo, escribí el gancho en menos de cinco minutos, y cuando eso sucede, es por algo. Estoy muy orgullosa de esta canción y tengo mucha fe en ella, porque hay inspiración en un género como el reggaeton, pero a nivel subjetivo y personal, desde un lugar de poder y fuerza. No dudé en enseñarle la canción a mi amigo José (J Balvin); le encantó y me envió esta estrofa original y llena de fuerza. Creo que todas las piezas de este rompecabezas se juntaron y están ahí con un objetivo. De verdad espero que todos los que escuchen la canción la reciban con el mismo amor con el que se hizo.”

Rosalía comenzo el de marzo de 2019 su tour mundial en latinoamérica. El punto de partida fue el festival Lollapalooza en Buenos Aires y hará parada en la edición del festival en Santiago (Chile), y en el prestigioso festival Ceremonia (Toluca, México).En Estados Unidos, además de sus actuaciones de Coachella el 12 y 19 de abril, Rosalía anunció recientemente que ofrecerá su sorprendente directo en ciudades selectas de Norteamérica esta primavera, con un número de fechas limitadas. Las fechas especiales (muchas de las cuales se agotaron en una hora) comienzan el 17 de abril en Los Ángeles en The Mayan y llegarán a San Francisco, Toronto y la ciudad de Nueva York . Además, las fechas de Rosalía en la ciudad de Nueva York forman parte del Festival de Música de Red Bull y serán dos de los primeros espectáculos que se lleven a cabo en el Webster Hall tras abrir sus puertas nuevamente.

Tras su periplo americano, Rosalía volvio a España, donde hará parada en Primavera Sound (Barcelona), Córdoba, Santiago de Compostela. Además Rosalía llevará su gira al legendario Glastonbury así como a los festivales europeos más importantes.‘Aute Cuture’ es el nuevo single de Rosalía; una auténtica obra de arte musical y visualmente, donde el costumbrismo y la extravagancia se funden como si de una sola realidad se tratara.Poco se puede decir de Rosalía que no se haya dicho ya. Ha reinventado la música, fusionando géneros tan «dispares» como el flamenco clásico, el R&B y los ritmos electrónicos. Lo está «petando» -porque no hay otra palabra- tanto dentro como fuera de España.La prensa internacional ya se ha hecho eco de su talento (innato y muy trabajado), con menciones especiales en el New York Times, Rolling Stone, Billboard, y TIME. Canta y baila, o viceversa. Y también, consigue que sus canciones lideren las listas mundiales de streaming.Se ha convertido además, en «chica Almodóvar», participando en su nueva película ‘Dolor y Gloria’. Además, ha despuntado en el festival de Coachella, celebrado hace unas semanas en la ciudad de Los Ángeles, y lo hará en el Primavera Sound (Barcelona), el NOS Primavera Sound (Portugal) y Roskilde

Todo esto y mucho más, es Rosalía. Aunque si algo la caracteriza, es su especial interés en el aspecto visual, la moda y la coreografía. Y como buena reina del pop – y de todos los géneros que ella quiera- sus uñas postizas, largas, llenas de pedrería y con diseños estravagantes son el quid de su estilismo.Así, su nuevo single ‘Aute Cuture’, «mal escrito pero con guasa y fuerza,» confiesa Rosalía refiriéndose al título, no podía hacer más que rendir homenaje a un aspecto tan característico de ella misma.

La canción — coescrita por Rosalía junto a El Guincho y la autora española Leticia Sala— retrata a una joven segura de sí misma que ha superado un desengaño amoroso y que ahora proyecta su fortaleza en su pasión por la moda y el estilismo personal.Dirigido por Bradley y Pablo el videoclip cuenta la historia de «Aute Cuture», una «pandilla de belleza mística» que llega a la ciudad para demostrar lo que es «el glamour» luciendo, como no, unas largas, recargadas e impresionantes uñas decoradas con joyas.Rosalía, cuenta que este tema lo compuso hace tiempo, antes de empezar la gira del Mal Querer, y que la causa de la espera ha sido que quería acompañarlo con un video diferente y de mucha calidad. «Bien de palmas, nail art y Tarantino vibe,”Los dos temas que recoge el videoclip hablan del dinero, pero con puntos de vista distintos. Por un lado tenemos ‘Millonària’, un tema íntegramente en catalán, lengua materna de la artista, en el que se ensalza el deseo por el dinero, en un concurso de televisión de los 80. El final del tema se enlaza con ‘Dio$ No$ Libre Del Dinero’, una canción diferente, que presenta al dinero como algo negativo pero, que aún así, deseamos.En un comunicado de prensa, Rosalía ha hecho varias declaraciones sobre el tema de las canciones, el dinero. La artista se atreve a describir la relación amor-odio que todos sentimos por el dinero y, se atreve también a hacerlo en catalán.

La lengua materna de la artista tiene pleno protagonismos en ‘Millonària’, así como la rumba catalana, estilo del que bebe Rosalía, para sorpresa de algunos usuarios de las redes.Un día quieres ser millonaria y al día siguiente quemarlo todo. En realidad, ¿Cuánto importa el dinero? Me parece tan puro buscarlo como renegar de él y creo que todos hemos sentido amor-odio hacia el dinero alguna vez. Este es el primer tema que he compuesto y que publico en catalán, también es mi primera canción inspirada en rumba catalana. La empecé en Sevilla mientras esperaba en el aeropuerto y la terminé en Barcelona. Con bien de guasa y alguna lagrimilla también… fuckin money man!”Rosalía hace historia en los VMAsY por si fuera poco, se subió al escenario con un gran medley de ‘A ningún hombre’, su último single ‘Yo X Ti, Tú X Mí’ junto a Ozuna y ‘Aute Cuture’. Gracias a una coreografía ensayada al milímetro y su fuerza escénica, la actuación de Rosalía fue una de las más aplaudidas de la gala.

De hecho, el vídeo subido por la cuenta oficial de MTV a Youtube ya atesora más de 2 millones y medio de reproducciones y se sitúa en el número uno de tendencias en menos de un día.Con una actuación por delante y dos nominaciones todavía en pie (fue destronada de la carrera por «Mejor artista nuevo» por Lizzo y la ganadora Billie Eilish), la artista española era una de las más esperadas tanto por los artistas invitados como por los fans de medio mundo. Y el guion siguió lo planeado. Rosalía se conviritió en la primera artista española en conseguir un VMAs. Además, lo hizo por partida doble: se llevó el premio a «Mejor vídeo latino» junto a J Balvin con ‘Con Altura’ y a «Mejor Coreografía» por el mismo tema.Con una base urbana próxima al reggaeton, ‘Yo x Ti, Tu x Mi’ aspira a convertirse en el «temazo del verano»o al menos, a llegar a lo más alto de las listas. Y es que, tras su lanzamiento hace unas horas, ya supera varios millones de reproducciones en YouTube. Durante la canción, Rosalía y Ozuna se seducen mutuamente y se describen como cantantes «como los de antes».

El tema está producido por la propia Rosalía junto con El Guincho – quien también fue productor de su adorado disco El Mal Querer – y el canadiense Frank Dukes. Viene acompañado además, de un videoclip dirigido por Cliqua, que aunque es algo menos espectacular que los anteriores videos de Rosalía, sigue manteniendo esa combinación tan personal del lujo, la fama y el «horterismo».: ‘A palé‘. Avisando con tan solo un día de antelación, la artista femenina con más visitas en Youtube en 2019 ha sorprendido con un tema que se aleja de lo que ya se haya podido escuchar de su discografía y un audiovisual cargado de simbolismo dirigido por Jora Frantzis. Coproducido por Rosalía, El Guincho y Frank Dukes, el tema aporta un sonido más alternativo, grave y metalizado.Este se aleja de la habitual voz angelical que acostumbramos a asociar a la catalana.

La vemos sobre una cinta transportadora sentada en un palet -de ahí el nombre de la canción-, saltando entre dos contenedores de puerto y dentro de uno de ellos alzado por una carretilla elevadora: escenarios imponentes, titánicos y cuidados en un audiovisual que se ha encargado de conservar la estética de Rosalía. Por redes sociales se debaten las influencias estéticas. Estas van desde Frida Kahlo -por el unicejo- o el Joker -por los accesorios metálicos de los dientes-, hasta María Teresa de Silva Álvarez de Toledo (XIII duquesa de Alba) -por el vestido-.Rosalía vuelve a sus raíces flamencas con ‘Juro Que’

Palmas, guitarras, coros y sutiles arreglos electrónicos.Co-escrita por el rapero Kaydy Cain, este tango carcelario se aleja completamente de la experimentación y ritmos africanos de ‘A Palé’, su último single, para volver a sus inicios más flamencos. Todo ello sin olvidar los toques urbanos que han caracterizado el sonido de Rosalía desde ‘Malamente’ gracias, como ya es costumbre, a la impecable producción ejecutada mano a mano con su habitual partner in crime El Guincho.Una vez más, en el catálogo de la artista folclore y actualidad se hacen uno. Y es que ‘Juro Que’ es la fusión perfecta entre sus dos álbumes. La dulzura y voz angelical al más puro estilo flamenco de ‘Los Ángeles’ se adereza con el rupturismo y atrevimiento de ‘El Mal Querer’ para modernizar una clásica historia de amor entre rejas.

Que ya lleva mi niño preso más de 400 día’. Le tenía abraza’o en la cama cuando llegó la policía. Ni un beso pude darle de despedía. Y eso me arde. Juro que, juro que, juro que, juro que. El tiempo que tú estés dentro yo te esperaré. En su vídeo musical, Rosalía se mete de lleno en todo un drama carcelario de la mano de Omar Ayuso, conocido por su papel en la exitosa serie de Netflix ‘Élite’. Ensangrentado, teléfono en mano y con expresión perdida, este amante ficticio mira a la cantante a través de un cristal que, separando las dos instancias, simula un locutorio de prisión. Los subtítulos en inglés le añaden una esfera cinemática a la pieza audiovisual, aunque quizás solo sean un simple recordatorio de lo internacional que se ha vuelto nuestra artista.El videoclip corre a cargo de Tanu Muino, que ya se encargó del ‘Small Talk’ de Katy Perry, y ha vuelto a decantarse por la baza del multicolorismo. Eso sí, con una clara inspiración en el cine de Almodóvar. Potentes y llamativos rojos y verdes inundan el espacio en el que Rosalía nos ofrece una más que convincente actuación de «mujer al borde de un ataque de nervios». Mientras, al otro lado del cristal, colores fríos y apagados se reflejan en la mirada de Ayuso, así como en su celda.Quizá esto no sea más que casualidad. O por el contrario se trate de un pequeño homenaje al director manchego, con el que Rosalía trabajó en su último film ‘Dolor y Gloria’, nominado a ‘Mejor Película’ tanto en los Goya como en los Oscar, en la categoría ‘Internacional’, entre otros muchos galardones.

El cambio de look de Rosalía en cuarentena: se cortó ella misma el pelo.No solo el corte llama la atención, la cantante confirmó que ella misma fue la creadora de su nuevo estilo, que sorprendió a sus más de 10 millones de seguidores en Instagram.La cantante es reconocida en el mundo de la moda por sus habituales outfits estilo sporty chic, una tendencia de moda que busca ser cómoda y deportiva pero no por eso pierden su elegancia.También se caracteriza por seguir la moda que era popular en los noventa, de lucir en diferentes prendas o accesorios los logos de reconocidas marcas como lo es Louis Vuitton. Y si hay algo que se ha convertido en imprescindible en sus looks son sus uñas y en especial el nail art.También se caracteriza por seguir la moda que era popular en los noventa, de lucir en diferentes prendas o accesorios los logos de reconocidas marcas como lo es Louis Vuitton. Y si hay algo que se ha convertido en imprescindible en sus looks son sus uñas y en especial el nail art.Desde su casa en Madrid, la cantante de 26 años sorprendió con su nuevo y jugado look: un flequillo recto. El corte es bastante versátil, sencillo y definitivamente cuenta con aires de los años noventa.El anuncio también lo realizó a través de vía Twitter, lugar donde Rosalía hizo la confesión sobre que ella misma fue quien se realizó el corte: “Me acabo de hacer flequillo”.

Rosalía; una auténtica obra de arte musical y visualmente, donde el costumbrismo y la extravagancia se funden como si de una sola realidad se tratara.Poco se puede decir de Rosalía que no se haya dicho ya. Ha reinventado la música, fusionando géneros tan «dispares» como el flamenco clásico, el R&B y los ritmos electrónicos. Lo está «petando» -porque no hay otra palabra- tanto dentro como fuera de España.

Redaccion.Primacia.