LA BODA DE ROSA CRÍTICA DE CINE POR: ÀNGEL MARTÍNEZ

LA BODA DE ROSA

 

Género:      Comedia/drama

Año:               2020

Duración:     100 minutos

País:               ESPAÑA

Director:       Iciar Bollaín

Guión:           Iciar Bollaín, Alicia Luna

Música:        Vanessa Garde, tema central: Rozalen

Fotografía:    Sergi Gallardo, Beatriz Sastre

Productora:  Tandem Films, Turanga Films, Setembro Cine,                                            Televisión Española (TVE), Movistar+

Intérpretes:     Candela Peña, Sergi López, Nathalie Poza, Paula Usero,                              Ramón Barea, Xavo Giménez, María Maroto, Eric Francés,                    Lucín Poveda, María José Hipólito

 


LA BODA DE ROSA

CRÍTICA DE CINE POR: ÀNGEL MARTÍNEZ

 

La historia es al más puro estilo Bollaín, mujeres, sus vidas y sus  inquietudes, con un toque feminista sano, nada sectario.

Candela Peña es la elegida, y casi me atrevería a afirmar, que actriz fetiche de Iciar Bollaín, no sólo por ser la tercera película que hace con élla, sino por su imagen proyectada y por su interpretación natural, parece que no represente un rol, sino que sea su natural.

La realizadora madrileña, ha coescrito el guión, junto a Alicia Luna con quien también escribiera Te Doy Mis Ojos.

Paul Laverty, marido de Iciar Bollaín y guionista habitual de Ken Loach y de la mayoría de los filmes de su mujer, no ha contribuido en esta ocasión.

Han retrasado un mes su presentación, tenía que haberse estrenado el 21 de julio, pero han decidido hacerlo coincidir con el Festival de Málaga (del 21 al 29 de Agosto).  La Boda de Rosa, será la encargada de abrir el certamen este 2020, post-puesto desde Marzo, a causa de la plandemia del Covid-19,

La película está protagonizada por Rosa (Candela Peña), quien está a  punto de cumplir 45 años, de personalidad abnegada y sumisa, y que un día hace “click”  y se da cuenta de que ha vivido siempre para los demás y decide pensar en si misma.

Rosa vive sola, tiene una hija adolescente,

un padre y varios hermanos,

todos abusan de su buena fe, hasta que un día – aprieta el botón nuclear- y decide coger el timón de su vida, abandona su empleo, y reabre el taller de costura de su madre, y por si fuera poco, decide casarse. Hasta aquí todo normal, salvo por que quiere casarse consigo misma. Puede ser un ejercicio de narcisismo llevado al extremo, o esta sociedad en la que vivimos constantemente, comparándonos con nuestro vecino y no queremos ser menos, incluso casarnos solos, como el agridulce premio de consolación, en una vida errática, en la que nuestro barco, se va a estrellar contra las rocas.

Nadie quiere perder su estatus de privilegio sobre Rosa, y todo lo que en su lomo cargan, así que el más puro sentimiento egoísta, creará situaciones de conflicto con todo su entorno, pero como la quieren acabarán por apoyarla, en ese conflicto de intereses afectivos.

Los diálogos que emanan de esa situación, hacen muy interesante la película.

Hay algo en la forma de dirigir, que me recuerda a Víctor Érice, quien fuera director de Iciar Bollaín, cuando era niña, en la película El Sur 1983.

Rozalen es hoy en día una MC “maestra de ceremonias” feministas, se entiende. En esta cita no podía faltar y ha compuesto el tema central de la banda sonora.

La película se rodó hace ahora un año, en la Comunidad Valenciana, -Las Islas Seychelles, de todo madrileño, fue entre julio y septiembre del 2019 y estaba montada y lista para entregar desde Enero. Guardada en un cajón, y ahora dispuesta a amenizar el mágico ambiente de la sala de cine, sea en la capital de España, o en algún pueblo, no como película meramente veraniega, pero si una comedia trágica, al estilo italiano y recientemente francés. El conflicto familiar el apoyo unánime, aunque condicionado de la familia, ese invento.

 

Mi puntuación es de 4    (sobre                                 5)

Àngel Martinez