La Policía Nacional desmantela en Girona una organización dedicada al tráfico internacional de marihuana

Disponían de una nave industrial en la localidad de Vidreres como centro logístico de almacenaje y distribución
La Policía Nacional desmantela en Girona una organización dedicada al tráfico internacional de marihuana

 Han sido detenidas trece personas, entre ellas el cabecilla que dirigía la organización desde Lloret de Mar, ingresando ocho de ellos en prisión preventiva
 Entre los arrestados se encuentra un electricista de confianza que, a cambio de 15.000 euros por instalación, se encargaba de montar los complejos sistemas eléctricos de las plantaciones indoor
 Para la distribución de la droga al resto de Europa utilizaban camiones de carga donde ocultaban el estupefaciente y que, como medida de seguridad del cargamento, eran escoltados por dos vehículos y otro camión lanzadera para detectar la presencia policial
 Los agentes interceptaron un camión a su paso por la Junquera y hallaron 180 kilos de marihuana, distribuidos en paquetes perfectamente precintados y ocultos en sacos de pienso de perros

07-diciembre-2020.- Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Girona una organización criminal dedicada al tráfico internacional de marihuana. La operación se ha saldado con la detención de trece personas – de nacionalidad letona, rusa y española-, entre ellos el cabecilla de la organización y un electricista de confianza que cobraba 15.000 euros por
cada instalación. Los agentes interceptaron un camión en La Jonquera con un cargamento oculto de más de 180 kilos de cogollos de marihuana ocultos en sacos de pienso de perros. En los cinco registros practicados se intervinieron, entre otros efectos, varias armas de fuego, más de 99.000 euros en efectivo, siete vehículos de alta gama y un barco. A los encartados como detenidos se les investiga como presuntos autores de un delito contra la salud pública, pertenencia a grupo criminal, tenencia ilícita de armas, y defraudación de fluido eléctrico.

Una nave industrial en Vidreres, centro neurálgico de almacenamiento y distribución La investigación se inició en el pasado mes de febrero cuando los agentes detectaron dos viviendas unifamiliares, ubicadas en una urbanización de la localidad gerundense de Fogars de la Selva, donde al parecer se estaría realizado algún tipo de cultivo de sustancias estupefacientes. Tras las
primeras indagaciones se pudo constatar el elevado consumo de luz en ambos domicilios, que no era fiscalizado por los contadores eléctricos, y que podría ser compatible con la instalación de plantaciones de marihuana.

Los agentes detectaron que la red utilizaba una nave ubicada en el polígono industrial de la localidad de Vidreres para almacenar la droga, tanto la cosechada en sus propias plantaciones como la que adquirían a terceros. Allí se encargaban de su preparación para distribuirla al resto de Europa utilizando camiones de transporte internacional donde era ocultada entre la
carga. El movimiento de personas y vehículos en la nave era constante, si bien, siempre que se preparaba un cargamento importante se detectaba la presencia de una persona dirigiendo las operaciones y que, finalmente, pudo ser identificado como el máximo responsable de la trama.

Las plantaciones gestionadas por la organización eran cuidadas por parejas de ciudadanos reclutados entre compatriotas que, bajo la falsa apariencia de familias, intentaban pasar desapercibidas entre el vecindario. Las viviendas se localizaban principalmente en urbanizaciones de La Selva y de la Costra Brava. Además, para montar el complejo sistema eléctrico contaban con un electricista de confianza que cobraba 15.000 euros por cada instalación y que también resultó detenido en la operación.

180 kilos de marihuana entre pienso para perros Los integrantes de la organización tomaban medidas de seguridad excepcionales para que los cargamentos de droga no fueran descubiertos
por la policía. Para detectar la presencia policial, cada cargamento era escoltado hasta destino por dos vehículos y un segundo camión lanzadera. Pese a ello, los investigadores lograron interceptar a dos camiones a su paso por La Junquera justo antes de cruzar la frontera con Francia, y cuya carga habrían sido preparada en la nave de Fogars de la Selva. Ocultos entre la carga de sacos de pienso para perros que transportaban, se hallaron

 

numerosos paquetes perfectamente precintados y que contenían lo que resultaron ser más de 180 Kg. de cogollos de marihuana, siendo detenidos nlos dos conductores, ambos de nacionalidad letona.
Esta aprehensión fue el detonante para llevar a cabo la explotación de la investigación, llevándose a cabo un amplio dispositivo que culminó con la realización de seis entradas y registros en cinco domicilios y una nave industrial ubicados en los términos municipales de Vidreres, Fogars de la Selva, Tordera y Lloret de Mar.

Armas de fuego y una ballesta entre las armas intervenidas Fruto del dispositivo policial se logró la detención de un total de trece personas -de nacionalidad rusa, letona, española y venezolana-, entre los que se encontraba el cabecilla de la organización que residía en una vivienda de lujo de la localidad de LLoret de Mar.

Además de los 180 kilos aprehendidos en La Jonquera, en los registros practicados se intervinieron 642 plantas y 15 kilos de cogollos de marihuana, siete vehículos de alta gama, un barco, cuatro armas de fuego, una ballesta con flechas de caza mayor, numerosas armas blancas, y abundante documentación relacionada con los ilícitos investigados.

De los trece encartados como detenidos, ocho ingresaron en prisión preventiva, por orden del Juzgado competente y entre quienes se encontraba el principal cabecilla de la trama.

 

Redacción primacía