EL LAGO DEL OLVIDO CRÍTICA DE CINE POR: ÀNGEL MARTÍNEZ

EL LAGO DEL OLVIDO

 

 .

.

.

Género:       Animación infantil

Año:             2021

Duración:    65 minutos

País:             España

Director:      Pedro Alonso Pablos

Guión:           Pedro Alonso Pablos

Música:         Pedro Alonso Pablos

Productora:  Plinski

    

   

EL LAGO DEL OLVIDO

CRÍTICA DE CINE POR: ÀNGEL MARTÍNEZ

 

 

Tengo predilección por las películas de animación españolas, un género que por desgracia no abunda en nuestra cartelera, y no es por falta de talento, tenemos notables ejemplos, como el de Sergio Pablos creador de Klaus, Gru, Mi Villano Favorito, películas que han triunfado incluso en la todopoderosa USA.       El problema es la falta de confianza de productoras y distribuidoras, que se acobardan con las apuestas arriesgadas.

Es un mercado que siempre ha otorgado prestigio a sus directores, y pingües beneficios a sus ejecutivos de cine.

En estos tiempos de ostracismo, una peli de dibujos -es como la brisa fresca en una mañana de verano- aunque en el film que nos ocupa, lo único creativo ha sido usar el nombre de El Lago del Olvido, que es parte de la mitología griega. Han traducido la película el inglés, por si acaso suena la flauta. Yo no me haría falsas ilusiones

Pedro Alonso Pablos , ha perpetrado El Lago del Olvido, que nos explica la historia de Jonás, un chico de provincias que llega a la gran ciudad, para convertirse en escritor famoso. Pronto se da cuenta, de que los sueños de un muchacho pueblerino son prácticamente una utopía.                            Encuentra una oferta de empleo como escritor, y se enamora de la hija de su jefe -algo inédito en las películas de cine-

De acuerdo que estamos acostumbrados, a una calidad gráfica propia del siglo XXI, pero este es el extremo opuesto, los dibujos son grimosos e inanimados, es todo un suplicio seguir el hilo.

Aunque sea una película para niños muy pequeños, no son idiotas, y saben apreciar una historia amena, bien narrada y con calidad artística, los personajes, hablan con la boca debajo de la oreja, no se sabe si son cuadros de Picasso, o si están sufriendo un ictus.                                                      Y que todo el doblaje recaiga sobre dos personas interpretando a todos los personajes, era algo que cuando éramos niños, allá por los ochenta, pasaba por normal, pero en pleno 2021, es de una cutrez irreverente. Y si a ello le sumamos, que parece que aprovecharon los audios del primer ensayo, cuando hicieron “una italiana” es para caerse de espaldas. La banda sonora, como no, es casera, e interpretada por el mismo narrador, osea el director, guionista, productor, músico….

Pedro Alonso Pablos, hace un flaco favor a otros cineastas y animadores, que escriben guiones, con la esperanza de ser producidos.

 

Mi puntuación es de 1     (sobre                     )

 

 

 

 

 

 

Àngel Martinez