La Policía Nacional desmantela en Girona una red de mulas bancarias cuya organización criminal logró estafar más de 292.000 euros en tres meses

Mediante el método del SIM-swapping

La Policía Nacional desmantela en Girona una red de mulas bancarias cuya organización criminal logró estafar más de 292.000 euros en tres meses

  • Lograban acceder a las cuentas bancarias de su víctimas a través de teléfono móvil y el acceso on-line, para desviar el dinero a cuentas controladas por la organización
  • La operación se salda con la detención de 23 implicados en la recepción de dinero procedente de 14 estafas, así como otras cuatro personas más, que formaban parte de la trama
  • Durante el año 2020 la Policía Nacional ha efectuado veintidós intervenciones en Girona por phising bancario y SIM swapping 

16-febrero-2021.- Agentes de la Policía Nacional, han desarticulado una red que recibía y canalizaba el dinero procedente de estafas bancarias, y que estuvo operando en la provincia de Girona entre los meses de junio y septiembre de 2020. Fruto de dicha operación han resultado detenidas un total de 27 personas, de las cuales 23 lo fueron por ser receptores de transferencias fraudulentas, conocidos como mulas bancarias y otras cuatro por estar en un escalón superior y que se encargarían de su captación para la trama.

La investigación iniciada en el mes de octubre del pasado año, ha finalizado a finales del mes de enero del presente año con la detención de los implicados, todos ellos vecinos de seis localidades de la provincia de Girona, y que desempeñaban la función de mula de dinero al servicio de una organización criminal muy activa dedicada a la modalidad de estafa conocida como SIM swapping.  Del mismo modo, se ha procedido a la detención de otros cuatro individuos y la identificación de otros dos más, quienes se encargarían de captar a colaboradores para la recepción del dinero estafado.

Clonación de números de teléfono y vaciado de cuentas bancarias

Este tipo de estafa ha experimentado un notable auge en los últimos tiempos y permite a los ciberdelincuentes sustraer grandes cantidades de dinero. El rasgo diferencial frente a otras estafas bancarias, es el alto impacto económico que sufren los perjudicados ya que pueden ver como todos sus ahorros se han desvanecido y, en ocasiones, los autores han contratado a su nombre diversos préstamos y retirado el capital, quedando así la deuda pendiente de pago.

Los miembros de la organización logran conseguir los credenciales y contraseñas para acceder a la banca on line de sus objetivos, de donde dónde consiguen los datos del cliente, especialmente el número de teléfono asociado a la cuenta.  Actualmente, la mayor parte de las operaciones de banca telemática precisan de un mecanismo de verificación secundario, para efectuar una transacción, que permite comprobar que es el cliente y no otra persona quien ordena las transferencias o contrata determinados productos.  En este paso, el número de teléfono es esencial, pues el banco pide la confirmación de esas operaciones a través de mensajes o aplicaciones instaladas en el terminal.

Por este motivo, los cibercriminales tras comprobar la información de la cuenta y el teléfono vinculado a la misma, utilizan esos datos para hacer un duplicado de la tarjeta SIM.  Con ella en su poder, pueden vaciar la cuenta bancaria, puesto que será el mismo quien reciba los mensajes de verificación del banco y consiga así confirmar las operaciones.

Durante este proceso, la víctima únicamente puede llegar a percatarse de la estafa, si se da cuenta de que ha perdido la cobertura en su teléfono móvil, puesto que una vez que el autor activa la SIM clonada, la de la víctima deja de estar operativa y se queda sin línea. Sin embargo, al tratarse de un fraude no muy conocido, normalmente los perjudicados no asocian su incidencia telefónica con una intrusión en su cuenta bancaria.

Mulas de dinero al servicio de organizaciones criminales especializadas

La ejecución de este tipo de estafas es propia de organizaciones criminales muy especializadas, que cuentan con la estructura y los medios para acumular grandes cantidades de dinero en un breve plazo de tiempo. Para que las sumas sustraídas lleguen a sus manos, resulta fundamental la participación de personas que reciban el dinero y se lo hagan llegar a los responsables. Reciben en sus cuentas las transferencias hechas fraudulentamente desde las de las víctimas y, una vez con el dinero en su poder, o bien lo transfieren a otras personas, o lo reintegran en cajeros automáticos y se lo entregan a un miembro de la organización, todo ello claro está a cambio de un porcentaje del dinero obtenido.

La mayor parte de los detenidos son jóvenes de entre 18 y 25 años, que han sido captados por alguien de su entorno próximo, o bien a través de redes sociales, mediante promesas de trabajos u oportunidades para ganar mucho dinero en poco tiempo y con poco esfuerzo.

Cómo evitar ser una víctima

La Policía Nacional recuerda que, en la mayor parte de los casos, se puede evitar ser víctima de una estafa bancaria manteniendo a buen recaudo los datos personales y contraseñas con los que operamos en nuestro día a día.

La forma más frecuente de apoderarse de sus datos continúan siendo las campañas de phising, webs fraudulentas que recopilan datos personales, perfiles falsos en páginas de compra – venta entre particulares y software malicioso que las víctimas descargan a sus equipos sin darse cuenta.

Mantener el antivirus actualizado, evitar descargas sospechosas o de dudosa procedencia, y no compartir determinados datos (nombres de usuario, imágenes de documentos de identificación, contraseñas, datos de la tarjeta de crédito y números de teléfonos) siguen siendo las principales medidas preventivas, y también las más eficaces. Resulta también fundamental configurar adecuadamente los portales de usuario de los servicios contratados (líneas telefónicas, cuentas bancarias, etcétera) y desactivar aquellas funciones que no se van a utilizar, así como limitar el tipo e importe de las operaciones que se pueden hacer de manera telemática.

En caso de detectar cualquier circunstancia anómala en la línea telefónica o en la banca on line, es importante actuar rápidamente para conseguir bloquear las operaciones bancarias fraudulentas.

Por lo que respecta a no convertirse en una mula de dinero, la principal y más llamativa característica es la naturaleza de la oferta, que promete beneficios con escaso esfuerzo por un trabajo que exige poco tiempo.  Cuando son reclutados a través de una falsa oferta de empleo, los delincuentes exigen que el candidato ponga a disposición de una presunta empresa una cuenta bancaria particular. A todo ello hay que añadir que todas las conversaciones se llevan a cabo on line, y las personas captadas no llegan nunca a establecer contacto personal con ninguno de sus empleadores ni a conocer una dirección física de la empresa para la que supuestamente les están contratando.

 

Redacción primacía