¿Contenidos emergentes…? Jesús Pérez Marqués

Cuando empieza un nuevo ciclo o un nuevo año, lo mejor es volver al principio. Cuando las palabras tenían el valor de las palabras sin tener que buscar sus acertijos y los valores se mantenían firmes dentro de una ética arrastrada en la actualidad del momento.

¿Contenidos emergentes…?

abril 2021

Jesús Pérez Marqués

Si por poder pudiera y en menester deseara tener y sin poder entender recurrir a terceros sabiendo ofreciendo mostrando y realizando, con medios, con ilusión, con ganas y en el afán de estar como en su día fue, estando sin querer estar, desapareciendo y dejando los rasgos firmes de una identidad virgen ante tanto incrédulo.

Si la fe mueve montañas y en el recorrido a ellas hay hombres que se pierden en códigos, letras y números, para compaginar, gravar, y subir a la Red el despropósito de la irregularidad como norma y el sinsentido como razón por falta de conocimientos y razón.

Si otros, haberlos ahílos, permanecen están y suben con tanta facilidad y permanecen el tiempo marcado.

Pese a las bajas de Luz, los virus y los diferentes servidores porque me cuesta tanto Creer. Tan difícil es creer si actualmente es el único medio realmente libre, independiente y abierto para toda clase de pensamientos y lecturas de los mismos.

O está en otra parte, la parte del creer…

No sé cuánto tiempo tardaran en buscar el gato que se coma al ratón, si no es que ya lo han encontrado. Pero mientras tanto, hay espacios que no existirían, ni nunca hubiesen existido si no fuese por el medio, por la red o las redes.

El contenido, bueno o malo, mejor o peor, similar común, desigual, irregular, pésimo, o rayo de luz para iluminar la verdad, en medio de tanta mentira.

Es la realidad que nos está tocando vivir en medio de una pandemia mundial.

Y no dejemos de lado a la hora de legislar porque esta o se crea o se creara lo” ilegal” según códigos, formas, entendimiento o visión de quien lo lea, sin contar país, estado o nación, o todas juntas a la vez, porque el medio por primera vez es entero y es mundial.

Solo la lengua determina el uso por falta del conocimiento del usuario, pero eso no interfiere en los contenidos ni en las personas que deben ser ellas mismas, en la realidad que les toca vivir, las que deben elegir con plena libertad, si tienen conocimiento de ello, que eso es otra cosa. Aquello que verdaderamente interesa y podemos encontrar o nos dejan encontrar.

Pero la realidad es siempre otra, porque siempre estamos sometidos a agentes externos que malversan, interfieren, y perturban nuestros propósitos y el de los demás.

Si la red, es motivo para creer.?

En otro tiempo, en otra guerra similar, vencedores y vencidos se unieron para dejar esta sinrazón y traernos el caos del cual estamos viviendo, hemos sido nosotros faltos de valores reales, los que hemos roto las reglas, porque las reglas eran falsas y los valores cambiantes según la mano del portador de ellos, es el momento, y tenemos la oportunidad de coger las riendas del gigante que nos ha llevado donde ha querido y ser nosotros individualmente, nosotros los que cojamos las riendas y vayamos donde realmente queremos ir, no donde nos lleven, nos sometan, o manipulen nuestra verdadera voluntad y sentir, de ser libres y vivir en paz.

Eso sí, las responsabilidades de las riendas siempre caen sobre uno mismo, aunque no sea en el momento, ni sepamos la forma y el proceder del equilibrio.

la libertad, es al cien por cien asumible, siempre que no rompamos la de los demás y los demás han de entender de una vez por todas que efecto y causa forman parte de nuestro propio yo, con sus consecuencias.

Si digo la verdad solo quería decir que hace año y medio, que estoy y estamos deseando que el proyecto CEPAEC SIGLO XXII funcione en la Red, correctamente o perfectamente y estemos al alcance de todos.

Que pese a nuestra voluntad los despropósitos nos ganan y aunque nosotros ya estemos acostumbrados los demás no, aunque ahora no somos los únicos.

¡Ha! Esto lo voy a incluir en la séptima puerta porque últimamente mezclo, como en la anterior batalla las causas de la sinrazón, o mejor edito en esta editorial el libro completo narrado.

El problema es siempre el mismo: El paso siguiente siempre deja atrás los anteriores y los anteriores se ven sometidos a la evolución que en consecuencia a la razón y a la sinrazón no para.

Jesús Pérez Marqués